Hace ya algún tiempo

Hace tiempo que no escribo en serio, más de dos líneas seguidas. Supongo que ha faltado tiempo.

Bueno, tiempo no. Tiempo siempre hay para todo, otra cosa es que lo aproveches más o menos, en unas cosas o en otras, Lo que ha faltado han sido las ganas; aunque a veces uno parece que escribe cualquier cosa, escribir por escribir, no es así (y hablo por mí); hacerlo sin motivación no gusta… y al final no lo haces.

Así que hemos avanzado un poco y llegado a la conclusión preliminar de que no he escrito porque no tenía nada interesante que decir. Pero tampoco es eso realmente. Porque a uno siempre le suceden cosas más o menos interesantes que pudiera contar. Otra cosa es que haya gente a la que esas cosas pudieran resultarle interesantes. Pero entonces… ¿Escribo para otros o escribo para mí mismo?

Hombre, queda muy bonito decir que uno no escribe para un público, que no lo hace para que otros lo lean sino para sí mismo… pero es evidente que sería incongruente hacer públicos esos escritos en la red si no pretendes ser leído por otros.

Por tanto, la siguiente conclusión preliminar es que no he escrito porque lo que podría haber escrito no habría resultado interesante a aquellas personas que dieran con ello en este blog. Pero… ¿Por qué? 

Pues probablemente la respuesta esté en el dicho “cree el ladrón que todos son de su condición”. Es un refrán en cierto modo peyorativo, pero viene a decirme que si a mí me aburre sobremanera cuando otra gente hace público cada detalle de su vida diaria o de sus opiniones irrelevantes sobre cualquier tema candente en las redes sociales, por coherencia debería hacer yo lo mismo. No todas las publicaciones me parecen así, pero se nota cuando alguien escribe sólo por llamar la atención.

Pero claro, si tienes una red social y la usas es porque, en cierto modo, quieres llamar la atención de tus ciberamigos, que sepan qué haces, cómo te sientes, qué te indigna… Supongo que forma parte del “otro contrato” que aceptamos al unirnos a esas redes sociales.

Pero un blog no es una red social. Bueno, lo es, pero no del mismo modo que los facebook, tuenti, google+ o twitter. Aquí escribes de forma que no spameas a nadie. Nadie queda aburrido por mis estupideces sin venir expresamente a leerlas de forma voluntaria. Es por eso que tal vez, la próxima vez que tenga ganas de escribir, para mí y para quien me quiera leer, lo haré sin pensar en “¿Y a quién le importa lo que yo escriba?”.

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: