El fénix

La calma precede a la tempestad… Pero después de la tempestad llega de nuevo la calma.

Alquimia

No soy muy aficionado al anime, pero me recomendaron que viera Fullmetal Alchemist, una serie sobre dos hermanos interesados en las artes de la alquimia que deciden usarla para devolver la vida a su madre fallecida. En la serie, la alquimia funciona por la ley de que para obtener algo debes entregar algo del mismo valor. Los dos hermanos saben que devolver a alguien a la vida es complicado, pues el cuerpo humano se compone de muchos elementos químicos: carbono, nitrógeno, potasio, hierro, azufre…, en distintas proporciones.

Cuando al fin consiguen los elementos y se disponen a la transformación, se dan cuenta de que el humanoide que resulta necesita algo que no han conseguido equilibrar: el alma.

Química

Hoy día y en el mundo real, hay quien cree en el alma y quien no, pero en lo que sí parecemos estar de acuerdo casi todos es en que la parte mortal de los seres humanos está formada por elementos químicos. Nuestro cuerpo, la carne, no ha salido por arte de magia.

Una amiga cuenta que de pequeña, igual que a mí me explicaban mamporreramente que el jamón sale de la pata de un cochino, a ella para evitar posibles traumas le decían que la carne sale del supermercado. La carne se compone de células, que están compuestas en última instancia por átomos. Pues estos átomos por ejemplo de Calcio que hoy se encuentran en nuestros huesos, vienen de unos supermercados muy especiales: el corazón de las estrellas. Las estrellas son las fábricas de elementos químicos, que a partir de de la fusión de átomos de Hidrógeno crearon y expulsaron al universo el resto de elementos que forman todo lo que hoy conocemos.

Es bonito pensar que un día fuimos parte de estrellas.

Mito

Si nuestras partículas últimas tienen miles de millones de años, formamos parte de un todo muy grande. Nuestro destino está ligado al de ese todo y casi se podría decir que de algún modo somos eternos.

El mito del fénix, para mí, viene a decir eso mismo. Un ave única que vive 500 años, y cuando se aproxima su muerte prepara una pira funeraria, que antes de arder le sirve de nido, pues incuba un huevo durante tres días. Al tercer día la pira arde consumiendo al fénix. Pero no es el final pues al convertirse el ave en cenizas, el huevo eclosiona. Y el ave que sale es el padre en sí mismo que renace.

Biología

Y al igual que el fénix muere y renace, en nuestro cuerpo ocurre algo parecido, pues la gran mayoría de nuestras células viven, mueren y son reemplazadas por otras idénticas pero a su vez distintas, nuevas. En promedio, las células de nuestro cuerpo se regeneran cada 10 años. Si a eso le unimos que aproximadamente el 66% de nuestro cuerpo es agua, y que ese agua la desechamos y reponemos diariamente… Se podría decir que Heráclito tenía razón. No sólo no te bañas dos veces en el mismo río, sino que no hablas dos veces con la misma persona.

Cerrando el ciclo

¿Soy el mismo que hace 5 meses? La respuesta para mí es evidente. Cognitivamente ni pienso de la misma forma ni veo todo bajo el mismo prisma. Socialmente he vivido experiencias que me han hecho cambiar en determinadas actitudes y puntos de vista. Personalmente he tenido aciertos y errores que, principalmente los segundos, han hecho que aprenda cosas nuevas. A nivel físico-biológico, como he comentado antes, tampoco soy el mismo. Estamos en continuo cambio.

Calma y tempestad

Decía al inicio que después de la tempestad llega la calma, y tras ella de nuevo la tempestad… Pues  como decían en El Rey León, la vida es un ciclo sin fin. Las estaciones, las mareas, los días y las noches, las crecidas del Nilo… Dice la teoría del Big Bang que el Universo se expande, pero llegará un momento en que deje de expandirse y empiece a contraerse hasta que toda la materia vuelva a concentrarse en un punto. Ese punto originará de nuevo un Big Bang y todo volverá a empezar.

Y como el fénix, de las cenizas nos levantaremos. Siempre nos levantamos.

  1. #1 por Sara J. el 15 enero, 2013 - 21:09

    Pues espero que tengas razón y siempre terminemos levantándonos, porque a veces no lo tengo tan claro.

  2. #2 por ktulu el 15 enero, 2013 - 23:14

    Sara Jota! claro que nos levantamos, y las filólogas seréis las primeras! =)

  3. #3 por Sara J. el 20 enero, 2013 - 09:42

    =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: