Archivos para 27 junio 2011

El 12 de octubre de 1582

Hace ya algunas semanas me hicieron una especie de test de culturilla general. Una de las preguntas era “¿qué ocurrió el 12 de octubre?”

El problema es que parece de perogrullo preguntar “¿de qué año?”, pero creo que es importante… Mi respuesta fue la siguiente:

El 12 de octubre de 1492 “se descubre” (mentira) “los europeos pisamos por primera vez” (mentira) Colón llega a América.

El 12 de octubre de 1870 muere Robert E. Lee

El 12 de octubre de 1992 se clausuró la Exposición Universal de Sevilla

Y el 12 de octubre de 1582 nunca existió*.

*Al menos en España.

Curioso, cuanto menos, que del 4 de octubre se pasó al 15 de octubre. El motivo es que el papa Gregorio XIII, a través de la bula Inter Gravissimas, implantó un nuevo calendario (llamado posteriormente gregoriano), que sustituyera al juliano (instaurado durante el mando de Julio César en el 46 a. C.). Y es que, si bien el calendario juliano era bastante exacto, incluyendo ya años bisiestos cada 4 años, lo cierto es que tenía un desfase de 11 minutos anuales, que después de tantísimos años dieron como resultado un desfase de unos 10 días.

Al instaurar el nuevo calendario, ese desfase fue corregido adelantando el calendario varios días; 10 en el caso de España, Portugal e Italia, los 3 primeros en acoger la reforma; 12 días en el caso de Inglaterra, casi doscientos años después; 14 en el caso de Rusia, Yugoslavia o Grecia, último país en cambiarlo, en 1923

Anuncios

3 comentarios

El calentamiento global, la pequeña Edad de Hielo y los Stradivarius

Hace poco comentaba con unos compañeros el dineral que cuesta ser músico hoy día. No lo digo por mí, que aunque me habré dejado en total a lo largo de mi corta vida como músico amateur cerca de 3.000€ en artefactos musicales varios, no es nada en comparación con lo que ha invertido, invierte y seguirá invirtiendo un músico profesional. Concretamente, el caso de un amigo mío es llamativo para cualquiera que no conozca el mundillo. Consideró que era hora de cambiar su violín principal, una joya de 1845, por uno que diera la comodidad y el sonido que su profesión ya va requiriendo. Estuvo varios días visitando luthieres en Cremona, Stuttgart y no sé dónde más, probando, contrastando y decidiendo con cuál se quedaba. Su presupuesto tenía un tope de 50.000€.

Finalmente el violín que más le convenció creo que se quedó en torno a los 20.000€, lo cual sigue siendo muchísimo. Sólo la funda del violín ronda los 1.000€, y el arco no me dio por preguntarle, pero por ahí andará.

También es que ciertos instrumentos valen más que otros. Por la mayoría de los Stradivarius se pagan varios millones de €; [aunque el precio más caro pagado por un instrumento fue por uno de los últimos violines de Giuseppe Guarneri (el otro luthier comparable en prestigio a Stradivarius), concretamente el Vieuxtemps Guarner se vendió el año pasado en 18 millones de dólares. Pero volvamos a Stradivarius.]

Stradivarius… Me suena ese nombre. ¿No es la tienda donde las niñas guapitas se compran los vaqueros ajustados? Sí, y también es el apellido de este renombrado luthier. ¿Qué hace especiales a los instrumentos de Antonio Stradivari?

Principalmente, el secreto parece que está en el barniz, el cual tenía cierto toque, cierto ingrediente que no ha sido aún clarificado, que les hace aún hoy inimitables. Automáticamente uno piensa en la peli (muy chula, por cierto) El violín rojo y se le viene a la cabeza que el ingrediente secreto seguro que es… No lo digo, para no reventar nada, aunque no es ése. No obstante, otros matices a parte del barniz pudieron influir mucho en el sonido final de sus piezas, como las maderas utilizadas y la calidad y propiedades de las mismas.

Entre 1645 y 1715 se produjo una época extraordinariamente fría debida a una baja actividad solar causada según parece por un retardo en su rotación. Ese periodo de 70 años es conocido como el Mínimo de Maunder, el periodo más crudo de la denominada “pequeña edad de hielo”.

Precisamente, los instrumentos de Stradivari (y especialmente los mejor considerados, de entre 1683 y 1715) fueron construidos con arces y abetos talados, cortados y dejados secar durante este periodo, haciendo que los anillos de la madera estuvieran más juntos, con las fibras más compactas, aumentando la densidad de la madera, y en definitiva aportando un matiz más a este cúmulo de ingredientes que dan como resultado el sonido de un Stradivarius.

Se viene hablando mucho y desde hace mucho del calentamiento global, y más recientemente también de la actividad solar que nos “azotará” pronto poniendo en peligro nuestro mundo tal y como lo conocemos hoy día. Parece ser que efectivamente, se acerca una fase de unos 7 u 8 años en la que habrá actividad solar, pero que como ya expliqué, es una más de las millones que llevamos. Lo que se está investigando ahora es el periodo que vendrá después. Copio y pego de http://www.abcdesevilla.es/20110615/ciencia/abcm-tierra-camina-hacia-nueva-201106150248.html

La estrella que nos calienta, el Sol, se dirige hacia el comienzo de un nuevo ciclo solar que será muy prolongado y se caracterizará por una muy baja actividad, según explican científicos del Nacional Solar Observatory (NSO) en su página web, y del Air Force Research Laboratory (AFRL).
¿La Tierra camina hacia una nueva edad de hielo?

La mayor de las recientes explosiones solares se registró en agosto de 2004. NASA

Los expertos comparan esta perspectiva con la situación que vivió nuestro planeta entre los años 1645 y 1715, cuando se registró un periodo de inactividad solar que duró 70 años y que es conocido comola «Pequeña edad de hielo». Una prolongada época en la que las temperaturas bajaron entre 10 y 15 grados, según las latitudes, y en la que el hielo llegó a cubrir buena parte del norte de Asia, Europa y América

Los científicos han llegado a esta conclusión, presentada en la conferencia anual de la American Astronomical Society, al estudiar nuestra estrella (su interior, su superficie visible y su corona) y detectarun descenso de las manchas de su superficie y una menor actividad electromagnética cerca de los polos.

Estos síntomas auguran una drástica disminución de la actividad del Sol, casi «hasta su hibernación», para el nuevo ciclo solar, es decir, en los próximos 11 años, que es el tiempo medio aproximado que dura uno de estos ciclos.

La «secuencia principal»

Nuestro Sol es una estrella de vida «media», y los científicos calculan que su actual fase, que denominan «secuencia principal», comenzó hace unos 4.570 millones de años, y lo que es más importante, consideran que le quedan aún otros 5.000 millones de años de vida en su estado actual. Es posible que para esas fechas la Tierra ya ni siquiera exista. En cualquier caso, ni usted ni yo conoceremos su final.

Sobre la situación que se avecina, que será más bien fresquita, el científico de la NASA Richard Fisher apunta que cada uno de los ciclos solares tiene sus periodos naturales de baja actividad, sin embargo, hace hincapié en que este mínimo solar hacia el que nos dirigimos llega «extraordinariamente lento», y durará «más de lo habitual», tal vez tres o cuatro ciclos seguidos.

Actualmente, el Sol se encuentra en su ciclo número 24 desde que los astrofísicos comenzaron a registrar los fenómenos solares (a mitad del S.XVIII). Comenzó en 2008, es una alta actividad y debe durar hasta 2019. Para entonces, con el próximo ciclo, llegarían los grandes fríos.

La carga magnética de los polos

Al parecer, el dato más preocupante para los expertos y que pone de relieve la desaceleración de la actividad solar se ha detectado en la falta de carga magnética en los polo del Sol. Richard Altrock, experto de la AFRL, cree que si los polos continúan si cargarse de actividad magnética, el próximo Sol «perderá energía hasta frenar su actividad casi completamente».

«Si nuestro modelo es correcto -explica Frank Hill, director adjunto del NSO-, esta situación afectará desde la exploración del espacio hasta al clima terrestre». Los científicos consideran que la Tierra puede encaminarse hacia un nuevo Mínimo de Maunder, como conocen a la «Pequeña edad de hielo».

Previsiones contradictorias

El estudio en cuestión no entra a valorar los posibles efectos de una bajada pronunciada y prolongada de las temperaturas medias en nuestro planeta. Pero otros estudios publicados en los últimos años apuntan al menos a cuatro consecuencias: descenso del nivel de los océanos, que contrarrestaría el efecto opuesto predicho para el calentamiento global; cambios sensibles en la producción agraria en el hemisferio norte; disminución del régimen de lluvias, con un aumento de la sequía; y aumento considerable en el consumo de energía para contrarrestar las bajas temperaturas.

Hay quien piensa, no obstante, que la posible bajada media de temperaturas no superaría los 0,3 grados centígrados. Es la opinión de Georg Feulnerdel Instituto Postdam, en Alemania, quien estima queapenas lograría minimizar el calentamiento derivado de las emisiones de CO2, que la ONU cifra de entre 3,7 y 4,5 grados.

Interesante cuanto menos.

Como interesante es el hecho de otra época, contraria y precedente a la mencionada pequeña edad de hielo: el “periodo cálido medieval” u “óptimo climático medieval”, ocurrido más o menos entre los siglos IX y XIII, en el que el clima fue extraordinariamente caluroso en el Atlántico norte, permitiendo entre otras cosas la colonización vikinga de Groenlandia y el cultivo de viñedos en el norte de Europa.

2 comentarios

Metallica, los más influyentes

themetalcircus.com:

METALLICA han sido votados como la banda de rock más influyente de los últimos 30 años, según los lectores de la versión británica de la revista Kerrang!

El batería de METALLICA, Lars Ulrich, no se ha mantenido ajeno a esta votación, y ha afirmado que “me da una alegría enorme que los lectores de Kerrang! Hayan votado a METALLICA como la banda que cambió sus vidas. Recuerdo el primer número de la revista en 1981. Yo estaba de peregrinación en Inglaterra, porque estaba obsesionado con la New Wave Of British Heavy Metal. Viajé por todo el país, y ese primer número me acompañó a todas partes.”

Lars también rinde tributo a IRON MAIDEN, que ocupa el número 3 de la lista: “IRON MAIDEN han sido el modelo de todo lo que siempre hayas querido hacer.”

La encuesta se incluirá en el próximo número de Kerrang!, que celebra sus treinta años desde que publicara su primer número en Junio de 1981.

Las bandas más influyentes en los últimos 30 años, según sus lectores, son las siguientes:

01. METALLICA
02. GREEN DAY
03. IRON MAIDEN
04. SLIPKNOT
05. MY CHEMICAL ROMANCE
06. LINKIN PARK
07. BULLET FOR MY VALENTINE
08. BLINK 182
09. OZZY OSBOURNE
10. FOO FIGHTERS

Metallica – One:

Iron Maiden – Aces High

3 comentarios