Archivos para 29 abril 2011

Semana Santa, llueva o no llueva

En Sevilla se han visto imágenes que en otras partes de España no se entienden, como es ver llorar a decenas de personas porque este año no van a poder procesionar porque está lloviendo.

Comprendo que no se entienda, porque pensarán “¿y lloran por eso habiendo gente que se muere de habre?”. Pues bien si nos ponemos así, siempre habrá alguien que estará peor y desacreditará al que llore, ¿no?. No llores porque no sales de nazareno, porque yo me he quedado sin trabajo y no lloro. Pues normal que no llores si hay otro que tiene a toda su familia en paro. Y normal que no llore porque hay gente a la que se le han muerto sus hijos en un accidente. Pues que no lloren porque hay gente a la que se le han muerto sus hijos tras una larga y dolorosa enfermedad degenerativa. Pues que no lloren porque hay gente que…

Cada uno es él mismo y sus circunstancias. El baremo para llorar o no llorar son sus propias experiencias vitales, no lo que le haya podido pasar a los demás, porque igual que uno no escarmienta por cuenta ajena, a uno no le duelen los males ajenos. Los puede sentir por empatía, pero no los experimentarán físicamente hasta que no le pasen a él.

Dicho esto, entiendo que si alguien vive por y para salir el jueves santo en la Esperanza de Triana, y ahora resulte que porque se prevee que llueva se va a quedar sin su mayor ilusión… Porque esto la gente no lo entiende, pero hay personas que su mayor ilusión es ésa. A veces yo tampoco entiendo que precisamente sea gente que luego ni es cristiana ni nada, pero eso es otra historia.

La cosa es que yo le busco el sentido al salir de nazareno. Es hacer una penitencia, ¿no? Dicen algunos: no poder salir es mayor penitencia que cualquiera. Ya, pero ¿y por qué no salís? Porque si llueve se mojan las imágenes (los falsos ídolos, recordemos, aunque ya digo, eso es otra historia) que son obras de arte de varios siglos de antigüedad, y no podemos dejar que se deterioren.

Lo entiendo. Pero y digo yo… Si el problema es que se van a estropear, ¿no podrían ponerlas bajo palio como se les pone a las vírgenes?  No, porque ya no queda tan bonito…

¡AHHHhhhhhh…! Que es porque no queda bonito, ahora comprendo… Osea, que la penitencia no es la misma si no te puedes girar (que en teoría no puedes, pero a los nazarenos se la suda) a mirar a tu Cristo si lo vas a ver con un toldo por encima protegiéndolo de la lluvia… Pues vaya tela…

Me parece una hipocresía que se anteponga la forma y lo estético a la penitencia y el sentimiento de cientos de personas, que no como yo (que a mí no me gusta esta adoración de tantos dioses distintos) quieren hacer penitencia y tirarse horas caminando descalzos por las calles de Sevilla.

Lo vuelvo a decir por si algún mandamás lo lee: No antepongan lo estético, vayan a lo práctico y a lo profundo; si no se pueden mojar (que no, que no deberían mojarse bajo ningún concepto), cúbranlas. Yo diría directamente que sacasen réplicas de plástico (ya puestos a hacer ídolos, miremos por la seguridad de los originales), pero entiendo que haya gente que sea devota a tal o cual talla de madera y no le valgan las réplicas… Pero en fin, invéntense algo para que el fondo no se pierda entre las formas.

3 comentarios

Manipulaciones…

No me gustaba quejarme de los árbitros, o al menos no demasiado, porque creo que es dificilísimo ver ciertas jugadas. Yo clamo por que en fútbol, igual que en el tenis, o en el fútbol americano, se pongan de una vez cámaras que ayuden a los árbitros a decidir. Que cuando un árbitro se acerca a la banda para consultar con el linier, vean en vídeo una repetición. Creo que en 2011, en la era de las blackberry, iphones y demás, no es descabellado pedir retransmisión simultánea para los árbitros, que nos jugamos mucho… Aunque precisamente por eso, porque el fútbol mueve mucho, no lo quieren poner, porque así sus amaños ya no quedarían en manos de trencillas sino en el de la propia fortuna del fútbol.

En fin, no me gusta creerlo, pero cada día me convenzo más de que existen determinadas fuerzas provenientes de determinados despachos que determinan que una falta sea o no penalty, sea o no expulsión… Y es cierto que los árbitros no empujan la pelotita… Pero bien que la sacan si opinan que ha habido falta, fuera de juego…

Lo repito, me da muchísima pena, y hace dos o tres años no pensaba así, pero me están obligando a creerlo.

Y me da especial coraje cuando un equipo que durante toda su historia se ha caracterizado por controlar el gremio arbitral, se queje de los árbitros.

En la semifinal de copa del rey, tanto en la ida como en la vuelta, el Sevilla fue robado de forma increíble. Aquí al menos todos nos acordamos del gol que iba a suponer el 1-0 para el Sevilla, anulado a Luis Fabiano porque según los árbitros y los “periodistas” deportivos de (y del) Madrid que hablan para toda España, “el balón no había rebasado por completo la línea…” pero qué curioso que al empujar la pelota desde dentro de la portería hacia el campo, el balón rebote en la parte de detrás del palo…  Y bueno, el golazo (porque fue un golazo) de Negredo en la vuelta, que hubiera supuesto el 0-1 en el marcador… Clama al cielo. El Sevilla se adelantó por dos veces en la eliminatoria, pero se nos anularon los dos goles y el Madrid, quizá espoleado pensando que daba igual cuántos goles les metieran, que sólo iban a valer los suyos, acabó ganando el partido y pasando, qué casualidad, a disputar la final contra el Barcelona… ¡Qué casualidad! ¡El Barcelona y el Madrid! ¡Justamente el partido que todos querían, el que mueve millones, la ocasión perfecta para la venganza de los chorreos!

Y en Europa, la suerte (para el Barcelona, para el Madrid por mucho que les duela admitirlo es un pepino gordo en el ojete) ha querido que se encuentren en semifinales. Y pasa lo que tiene que pasar, que el Madrid dio vergüenza ajena, sin siquiera presionar, escondidito atrás, con Ronaldo como único tio que le echaba ganas, y se cansó de correr solo a los 15 minutos… Pues nada, lo que tenía que pasar, que el Barcelona ganó. Y que el Madrid se hinchó a dar patadas. Era bochornoso ver una semifinal de Champions League con los jugadores todo el rato por los suelos. Cierto es que aquí hay guarros y teatreros por partes iguales, pero no se puede acusar a unos y luego encubrir a otros. O todos follamos o la puta al río.

Vale, pues hay que ver esto, captura de imagen del diario as, vista primero en abc y luego en el blog de alvarado:

Es la caña, cómo en 20 minutos, viendo que lo que pretendían demostrar, con esa imagen no lo estaban consiguiendo, pillan otra en la que se vea un poco más. Y si queremos rozar el absurdo, ya sólo tenemos que ver ésta, con su descripción fabulosa:

Es para regalarles por los reyes un cursillo intensivo de manipulación, que cuando borren a un tio para ponerlo en otro sitio más separado, al menos lo pongan…

Pero bueno, también con vídeos manipulan… Atención a la manipulación del diario marca. Por favor, atentos al balón entre el segundo 19 y el 21. ¡Atentos que el balón va a moverse solo por arte de magia!:

http://www.marca.com/2011/04/28/futbol/liga_campeones/1303981507.html?a=f8c0b2f596144bbb3e15fd1bc9bb6356&t=1304080651

Lamentable, realmente lamentable… Con esa música para dar mayor dramatismo a la escena… Y en la tele, que Dani Alves va a salir despedido en dirección apuesta a la que avanzaba por obra del Espíritu Santo:

En fin, que luego se queja Mouriño, porque no le queda otra que llorar y pegar grititos y patadas, por favor. Es realmente lamentable lo de esta gente, pero así tienen ya justificación para cuando les empujen el pepino para dentro: “es que a Pepe lo expulsaron injustamente…” Imágenes, por favor, y a ser posible sin manipular.

1 comentario

Un hotel Meliá revende abonos para sillas a precios desorbitados

Me parece increíble que una cadena como Meliá haya puesto su nombre a la situación que se vivió anoche y que ahora relataré.

Ayer, Jueves Santo, ya casi Madrugá sevillana, se acercan a los silleros (los que montamos y desmontamos las sillas que se alquilan en Semana Santa) una pareja que está visitando Sevilla. Se hospedan en un Meliá, no se sabe exactamente cual, pero lo que sí se sabe es que su reserva incluía por 300€ más por persona, un “bono especial Semana Santa”, que daba acceso el Jueves Santo, la Madrugá y el Viernes Santo a una silla en la plaza Virgen de los Reyes, junto a la Giralda, donde yo las pongo. Querían acceder al sitio que les habían vendido, pero como no salía ninguna cofradía, era para nada que entrasen, así que hablaron un rato con los silleros y les contaron su pena de no poder disfrutarlo, que además no había sido precisamente barato…

El asombro viene cuando los dos turistas dicen cuánto les han cobrado… 300€ por tres días (en las sillas, la Madrugá contabiliza como día independiente), cuando cada día en las sillas cuesta tan solo 10€. Es decir, el tal hotel Meliá ha revendido sillas de la empresa SIFIMA a turistas, cobrando 10 veces su valor real.

Además hay que añadir que en el abono/ticket de acceso, viene además de la fila y la silla concreta, el nombre de la persona que legalmente ha sacado ese abono, y no estaba a nombre de ningún hotel, sino de un tal Manuel. Es decir, que el citado hotel Meliá como empresa trapichea con particulares (a no ser que ese tal Manuel sea trabajador del hotel o algo así) para luego lucrarse costa del sobreprecio que le impone a clientes. Claro que alguno pensará que la culpa es de los clientes por no haberse informado de cuánto cuestan esas entradas realmente, aunque yo creo que me fiaría de una cadena como Meliá… Me fiaría; ya no.

Y los dos turistas, que no sólo habían pagado los 600€, encima se quedan sin ver nada porque llueve todo el día y se suspenden las procesiones, que luego hablaré de ello porque tiene tela la hipocresía sevillana.

En fin, VERGÜENZA.

1 comentario

La feria de abril, en Sevilla

Si hay algo típico y tópico de España, es el muñequito del toro y la flamenca encima del televisor de casa de la abuela de cualquiera. Más concretamente, esa imagen es la que se suele tener de Sevilla, y es que aquí se vive mucho la feria de abril. Este evento, mundialmente conocido, es la sombra de la feria de ganado que antaño se celebraba, y los trajes de flamenca no son sino la rémora de aquellos que las mozas llevaban en aquellos años del XIX

.

Comentaba el otro día con una amiga, que me parece bastante raro que una persona se gaste 300, 400 o 500€ en un traje de flamenca. Los que sois de Sevilla lo veréis incluso normal, pero para los que no seáis de aquí, imagino que os estaréis llevando las manos a la cabeza. Sí señores, eso cuestan los trajes. Eso, y más.

Además, lo normal es tener más de uno. Tú sabes, por eso de no repetir mucho, de que se laven y todo eso.

Un dineral. Y claro, mi amiga me lo justificaba diciendo que son ocasiones especiales, y que además los trajes te pueden durar perfectamente 5 años. Muy bien hagamos cuentas: Ponte que sólo tienes dos (y digo “sólo”, que lo normal por lo visto es alguno más). Ponte que vas todos los días que dura la feria durante 5 años, de lunes a domingo. Te pones tres días uno, y tres días el otro. Vamos a suponer también que tu traje “no ha sido muy caro”: 300€. Pues bien, 3 días al año, multiplicado por 5 años que te puede durar el traje, hacen un total de 15 días que te vas a poner ese traje de 300€…

“Pues el traje de novia es peor aún, que sólo lo usas una vez”. Pues claro, y por eso me parece absurdo adquirir una prenda que sólo usarás un día por el módico precio de 2000€. Yo mi traje lo alquilaré, y al día siguiente lo devolveré. Me parece lo más lógico.

No obstante, y volviendo a la feria, opino que es tradición llevar un vestido de flamenca, y me parecen hasta cómodos para el uso que les van a dar. Lo que no entiendo es la tontería de que los hombres vistan de chaqueta y corbata. Me parece de catetos, de no tener ni idea de qué pintas en la feria. Vamos a ver:

Objetivamente la feria es un descampado, donde cada año montan casetas de madera y lona creando una ciudad al más puro estilo western, con su suelo de albero y su caca de caballo por todos lados. Es un lugar donde la gente va a bailar sevillanas, a comer, a beber, y a ir de una caseta a otra con tus 30-35ºC que suele hacer ya en esta época. Es decir, la gente va a llenarse de polvo y tierra, a mancharse de grasa la ropa, y a sudar a saco. ¿Y nos ponemos de chaqueta y corbata?¿Como si fuéramos a una boda? Venga por favor…

Mi amiga argumentaba que ir a la feria con chaqueta y corbata no es lo mismo que ir “de boda”, no es el mismo traje. Pues vaya, ahora me entero que a las bodas no se va de chaqueta y corbata. A no ser que seas el novio o alguno de los muy ayegados, vas a una boda con tu trajecito y tu corbatita. Porque no sé el resto de la gente, pero yo no tengo un traje de boda y otro de feria, uno para ir de punta en blanco y otro para guarrearlo… Yo tengo mi trajecito para las ocasiones especiales. Uno. Si tuviera ya una cierta edad, cierto poder económico y presencia asidua en eventos sociales que requieran de chaqueta y corbata, a lo mejor tendría más trajes, pero por suerte o por desgracia no es la situación de la mayoría de los jóvenes que van a pasearse por el recinto. Porque al final en eso consiste, en pasearte y mostrar tu estatus. Y si no vas de chaqueta es que no tienes nivel/clase/como le quieras llamar. Porque desde luego por comodidad no se lleva traje y corbata. Por climatología tampoco porque te asas. Y por tradición, que es lo que salva al traje de flamenca, tampoco. Porque la tradición dice que los hombres llevaban su atuendo de trabajo, pues iban a la feria a currar. Sus pantalones grises, su camisa y sus alpargatas. Ahora queda una leve reminiscencia en el traje típico de cordobés, con el que nos deleitan principalmente los jinetes que se pasean por el real. Pero de ahí al traje y la corbata…

En fin, que no me gusta la feria, y menos aún que me nieguen que todo esto es por convenciones sociales.

5 comentarios

Ataques a la iglesia, libertad de expresión

Hay gente que confunde el término “libertad religiosa” con “haz lo que te dé la gana”.

Hace poco veíamos cómo un grupo de gente muy guay irrumpía en una capilla de una facultad de Madrid a vociferar, insultar, lesionar y reirse de las creencias de unos cuantos que sin molestar a nadie estaban allí sentaditos pensando en sus cosas. Es gracioso, porque los responsables, que además tienen la bonita costumbre de hacer pintadas insultantes en la fachada de esta capilla, piensan que esas acciones no son para que los cristianos de allí se molesten. Claro que no, eso no molestaría a nadie. Claro.

Mirad el siguiente enlace:

http://www.hazteoir.org/alerta/37370-procesion-atea-en-jueves-santo-castigar-contemplaciones-catolicos

Un grupo que se declara “ateo” quiere hacer una procesión al estilo católico. Imagino que pretenderán reivindicar su ateísmo… Aunque para ello creo que no es necesario insultar y faltar al respeto ninguna religión o creencia alternativa. Porque el ateísmo es una creencia, casi si me apuras otra religión. Y ser ateo no es ser anti-católico ni anti nada. Yo soy futbolero y no voy por ahí insultando a los amantes del baloncesto. Me parece genial que se manifiesten, se echen a la calle, y que hagan conferencias y lo que quieran, pero para expresar tus creencias no tienes que meterte con el otro. Es gracioso porque mira como no se ríen del Islam…

En fin, la falta de educación.

2 comentarios