Cuentista

Le piden a mi hermano que baje a comprar. Entre otras cosas, le pedían que trajera turrón “del duro”. Recuerdo cuando tenía 5 años, en primero de primaria, y mi profesora nos encargó traer a clase un huevo duro para hacer una manualidad… Yo, con mis 5 añitos, abrí la nevera buscando la huevera, toqué un huevo y comprobé que efectivamente estaba duro. Al día siguiente aprendí la diferencia entre un “huevo duro”, y un huevo que aunque está duro, no es un huevo duro.
Mi hermano, con sus 19 años (casi 20, según él el otro día mientras argumentaba algo a mi madre, aun cuando faltan 8 meses para su cumpleaños), parece que la diferencia entre “turrón del duro” y turrón en el que el dibujo hace pensar que es duro al tacto, aún no la ha comprendido.
Pero no es que mi hermano sea tonto, porque mi hermano lleva 19 años (casi 20, ya digo) viendo que en mi casa compramos un tipo concreto de turrón, blanquito, con almentras dentro, en forma de torta… Pero le convenía hacerse el sueco. Le convenía para mandar un mensaje a mis padres: “no soy tonto pero como si lo fuera; no me volváis a mandar a comprar porque traeré cualquier cosa que no sea lo que me habéis pedido”.
Claro, mi madre al ver el turrón que ha traido, le ha mandado a que vuelva y lo cambie, “porque sabes perfectamente qué turrón compramos”. “pero yo no sé qué turrón quieres, tú me has dicho turrón duro, y éste es duro… además, he tirado el tiket por el camino”.
Ais… El viejo truco de “he tirado el tiket” con mi madre no vale. “Pues como no hay nadie comprando ahora, y los del supermercado nos conocen y te acaban de ver salir de allí, le dices que te has confundido de turrón, que te lo cambien”. “pero mamá… Es que hace frío…” “pues mira qué bien que no te has quitado aún ni el abrigo, y si tienes más frío coge la bufanda y los guantes”. “pero…”
La conversación ha seguido un poco más mientras ponía a cargar mi altamente descargable móvil, y finalmente ha acabado con un “bueno, buscaré el tiket que creo que sé donde lo he tirado…”.
Que cree que sabe dónde lo ha tirado… ¡Qué crack! esa frase es genial, sabe dónde lo ha tirado y podrá recuperarlo. O sea, que ni lo ha tirado a un cubo de basura, ni a una papelera de mano (porque a ver quién mete la mano ahí… Mi hermano desde luego no), ni a un charco… ¿Lo habrá dejado dobladito en una hendidura del tronco de algún árbol, por si algún día le sería de utilidad y necesitaba encontrarlo?… No sé por qué, algo me dice que lo tiene guardado en el bolsillo…
Y efectivamente, mi hermano ha vuelto del supermercado y yo me acerco a la cocina a comprobar los resultados. Sorprendentemente para alguien que no sabe qué turrón se compra en su casa, ha traído exactamente el mismo que llevamos varios años comprando en mi casa (la torta de delaviuda). Ah, y con el tiket sin un rasguño.
Qué crack.

  1. #1 por avadore el 23 diciembre, 2010 - 00:00

    Cuentista, a ver cuándo nos cuentas otro!

    • #2 por Trilce el 30 diciembre, 2010 - 18:52

      Eso digo yo, Ktulu, que parece que las vacaciones te han abducido.

      • #3 por Iræ el 3 enero, 2011 - 13:56

        Mañana hará un mes que no actualizas. ¿Dónde te metes? Se te echa de menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: