Archivos para 25 marzo 2010

Más Simpsons

Tres momentazos, que hacía mucho que no ponía nada de ellos:

El Yogur-lado también está maldito…

Quiero un sandwich de pavo, en pan negro, con lechuga y mostaza. Y no quiero que el pavo sea zombi, ni he dicho que quiera convertirme en un pavo…

El cuervo

Deja un comentario

Mi Sevilla Fútbol Club

Ayer como sabemos todos, el Sevilla tampoco ganó, jugando en casa contra el colista de la liga. Yo reconozco que no quería que ganásemos. No por Jiménez ni nada de eso, sino porque el Xerez es un equipo que me cae muy simpático, lo necesita más que nosotros y lo quiero en primera. Deseos personales, fite tú. Pero a 5 minutos del final, con un 1-0 irremontable, que nos empaten me dio muchísimo coraje por varias cosas:

· El punto no nos sirve a ninguno. Para ganar un punto anoche preferiría haberle regalado otros dos.
· El gol en el descuento dice mucho de este equipo. Un equipo que marca el 1-0 y no se come al rival buscando el segundo es un delito, pero si encima te dejas empatar en la última jugada del partido, es de cadena perpetua.
· La moral del equipo lógicamente se viene abajo si ve que 11 internacionales (y si no son 11, son 9, me da igual) son incapaces de ganarle al último, en casa, con 40.000 tios animándoles en las gradas, les empatan en el último minuto y echan al entrenador por su culpa.

Porque esa es otra, Jiménez es echado porque los jugadores no juegan a nada. Yo no tengo respeto alguno por la figura del entrenador. Bueno, lo tengo porque alguien tiene que haber entrenando, pero todos los entrenadores me parecen iguales, los que luego juegan al fútbol y resuelven partidos son los futbolistas. Solo con que Palop hubiese parado la que tuvo en Champions, y con que Negredo hubiera metido alguna de las tropecientas que tiene cada partido, para empezar, seguiríamos en Champions y en liga muy probablemente estaríamos más arriba. Si a eso le sumas que el equipo en general no tuviera una caraja encima, seríamos terceros.

Viendo que todo lo dicho sólo eran sueños, me alegro de que Manolo Jiménez ya no sea entrenador del Sevilla. Osea, ojalá lo fuera porque todo estuviera yendo de lujo, pero como no es así, hay que cambiar, se necesita un revulsivo, sangre nueva… Y venga quien venga (se habla de Aragonés) será bueno seguro, porque sólo necesitamos un cambio de mentalidad, apretar las tuercas a los chavales y que echen las tripas por la boca en cada partido. Porque la camiseta que llevan vale mucho.

Ahora (como siempre, pero a la vez) más que nunca, Sevilla Fútbol Club

Deja un comentario

Planté una semillita…

…En el corazón de una maceta. Cuando planto algo, nunca tengo la esperanza de que germine. Siguiendo con un ejemplo botánico, cuando en el colegio nos mandaban envoler una judía en algodones húmedos y meterla en un yogur vacío, la mía nunca crecía. El ejemplo en realidad me dice que si planto y espero a que el otro termine libremente su parte del trabajo, por lo general no lo hace. ¿Se debe esperar a que el destino/las fuerzas químicas/Dios haga el resto del trabajo o se debe abonar lo plantado?

Bueno, hoy mi experiencia me ha llevado la contraria. Miro mi bonsaito y veo con asombro que una de las semillitas que enterré al lado de su mamá está creciendo… En una noche ya levanta casi 2 centímetros, y eso me congratula (aaahhh que visites mi templo de la sabidurida…). No sé bien si será una hijita biológica o adoptiva, porque recuerdo que comiéndome una manzana, una de las semillitas también la eché a la maceta del bonsaito.

¿Tiene algo que ver el esfuerzo que echamos en las cosas que queremos, para que los resultados sean los esperados? ¿Intentar ser el mejor en algo garantiza éxito? ¿Es la propia predestinación la que mueve los hilos a su antojo, y da igual lo que hagas, que si la semilla debe germinar, germinará de una forma u otra… Como en la peli “la máquina del tiempo”? ¿O con cada pequeño acto cambiamos el futuro de forma inimaginable? Si fuera así, ¿Nuestro esfuerzo que no se traduce en hechos no vale nada? Porque si mi planta se está secando y yo muevo Roma con Santiago para conseguirle agua pero para cuando la consigo ya es demasiado tarde, parece que ha dado igual…

Todas estas preguntas son gilipolleces, las que cualquiera escribe en su blog para parecer pseudofilosófico (por cierto, gran frase que leí del nick de LorexD resumiendo el mundo de los blogs y sus dueños: “nunca antes tantas personas con tan poco que decir dijeron tanto a tan pocos”, frase con la que evidentemente estoy deacuerdo y me apunto el primero en la lista).

¿Es esto entonces una crítica rebuscada a mí y a todos mis compañeros blogueros (una mucho menos que todos, y de esos todos, unos mucho menos que otros), o realmente mi intención es escribir en serio?

Bueno, lo importante es que mi semillita ha germinado =)

4 comentarios

Gracias

No toques lo que es mío, porque te reduciré al silencio eterno

19/03/2010

2 comentarios

Sueldo vitalicio para Bibiana Aído YA, por favor

Ah, no… Que ya lo tiene….

Pues entonces demando que en las universidades se estudie el feminismo como una asignatura troncal

Ah, no… Que ya lo ha demandado ella…

Vaya por dios…

http://www.lavozdegalicia.es/sociedad/2010/03/17/00031268850846079932557.htm

En otro orden de cosas, esta mañana he ido al médico por unos dolores de cabeza que tengo, y he ido a la clínica de al lado de mi casa. Otras veces en media hora estaba de vuelta con mi radiografía y mi tratamiento y todo, pero hoy se ve que no era el día de darse prisa y me han tenido 40 minutos esperando. Claro, eso en la sanidad pública es nada y menos, pero amigo, yo hablo de otro universo totalmente distinto, de lo mejor que nunca contrató mi padre: seguro médico.

Pues bien, tras los 40 minutos esperando, escuchando como llaman por megafonía a gente que ha llegado después que yo incluso, un médico que se está dando un paseito me ve en la puerta de la sala de espera y me dice:

¿A ti qué te pasaba?

Me duele en la parte alta del cuello.

… Vente conmigo

Qué guay, primera vez que un desconocido “me cuela” en el médico. Ha sido muy emocionante. Me lleva el hombre, que por cierto su cara me suena muchísimo, de hecho diría que le conozco y no sé de qué… Pues me lleva a la consulta 1, le digo que es un dolor en la parte baja de la nuca, pulsante, que me duele desde hace varios días, y me dice que aguarde aquí un segundito, que va a otra sala a buscar el medidor de tensión. En el momento en que sale por la puerta se oye por megafonía mi nombre y que me vaya a la sala 2…

… Mi cara en ese momento debió ser bastante curiosa… La cosa es es que claro, el médico me pide que me quede ahí… Pero a la vez otro médico me espera en la consulta 2… Pues nada, que me armo de valor y salgo rápido a buscar la consulta 2. La encuentro, llamo y le explico a la médico que otro doctor se le ha adelantado y que me ha dicho que esté en la consulta 1. Se lo he dicho con penilla, porque la verdad es que la mujer era una preciosidad de moza. En ese momento veo al médico a lo lejos entrar con prisas en la sala donde debería estar yo, que salgo también corriendo, y cuando estoy llegando veo que sale otra vez el médico con cara de no entender muy bien qué pasa. Pero nada, se lo explico, se rie y me toma la tensión. Cefalea tensional, que por lo visto llevo unos días muy estresado (no me digas…).

Y antes de irme, comentar que vaya tela lo mal acostumbrados que estamos a las tecnologías. Esta mañana en mi edificio han cortado la luz y el agua por una avería, y por poco me da un algo. 6 horas sin electricidad han hecho de mí un chico muy aburrido… Cómo cambian los tiempos que ya no sabemos vivir sin las modernidades…

Deja un comentario

Har Megiddo

Llegó el día. Decían que serían seres de otro planeta quienes acabarían con todo, que si el cambio climático, la tala de las selvas, el deshielo de los polos… Pues no. Un meteorito, un cataclismo quizá… Las guerras por el petróleo, las epidemias bacteriológicas, las explosiones nucleares…

Cuando el sol se apagó aquella noche, las órbitas estelares variaron su rumbo. Los planetas cambiaron las elipses por hipérbolas, y se perdieron en la inmensidad de lo infinito, qué ironía, huyendo de lo eterno. En algún lugar entre Lira y Orión quedó perdido el secreto que debía ser guardado. En cierto modo, así permaneció, oculto tanto para los guardianes como para Czernobóg.

Los sellos permanecieron desprotegidos mientras los guardianes recorrían los confines de lo eterno. Czernobóg envió a sus rastreadores, y él mismo marchó sobre la tierra para la aniquilación final.

Al monte subió, a lomos de un caballo alado, el Ente, para esperar a Czernobóg y luchar con él por el destino del tiempo. Allí apareció, monstruoso como un mal sueño que ciertamente se hace realidad a cada edad que pasa, y la lucha no tenía fin. El primer golpe fue del demonio. Falló aunque su oscuro aliento marchitó el mundo contrayéndolo hasta el menos infinito. La luminosa respuesta hirió al caos, que enfureció y volcó su ira en un trueno deforme e inestable, que hizo tambalear los pilares de las verdades universales. La defensa fue ataque y el ataque destrucción. La luz y la oscuridad desaparecieron, el orden y el caos fueron superados, solo quedaron dos lineas paralelas, que se cruzaron creándolo todo.

Armageddon-Génesis

1 comentario

Ya está, ya terminó

Deja un comentario