Archivos para 26 febrero 2010

The Tudors

Absolutamente brutal, lo estoy flipando con la tercera temporada. Yo no entiendo de estas cosas, pero el final del capítulo 5 es una obra maestra. Qué cacho de serie (aunque sepas cómo acaba…). Vaya actorazo Rhys Meyers haciendo de Enrique VIII, de los mejores que he visto en mucho tiempo (y eso que al principio de la serie me caía fatal).
En realidad sólo escribo para compartir con quien quiera una escena de la serie (el final del 3×4), escena que ha conseguido ponerme los pelos de punta como ninguna otra antes. No está subtitulado, pero creo que no hace falta. Acojonante.

Anuncios

Deja un comentario

Acaba la clase ¿Y qué hace Ktulu en vez …

Acaba la clase ¿Y qué hace Ktulu en vez de irse para su casa? Irse a coger ramitas de olivo. ¿Estoy pacífico hoy? No lo sé, pero desde luego sí estoy botánico. Y mañana a por esquejes de pino… Os váis a cagar con el ejército de bonsáis que voy a hacer.

2 comentarios

La teoría de lo bonito

Esta mañana me he dado cuenta, además de lo que escribí hace un par de días, de por qué las toallas de los hoteles son blancas inmaculadas. No he estado en un hotel hablando con el director de servicios, pero no ha hecho falta.
Ayer estaban casi todas mis toallas favoritas lavándose o tendidas para secarse un año de estos, así que abri mi armario y cogí mi súpertoalla de playa, azul con gafas de colores dibujadas. Tras la ducha y el secado, allí se quedó la toalla secándose en el toallero eléctrico que no sólo sujeta sino que a la vez seca, esperándome hasta mi siguiente visita. Pues esta mañana llego y veo que la toalla está mojada… ¿Por qué, si cada uno en casa tiene sus toallas, y esa no es de nadie más que mía? Pues porque es bonita, llama la atención y la gente la usa.
Es como el dentífrico. Pudiendo coger uno de colores, no vas a coger el blanco soso. Pues por eso los hoteles y hostales ponen toallas sosas, para que no te den tantas ganas de llevártelas. Si sus toallas fueran verdes con flores rojas y blancas, con toques de dorado y azul marino iban a durar 2 días.
Que conste que yo nunca me he llevao una toalla de un hotel, me parece muy cutre, pero supongo que muchísima gente sí lo ha hecho (o a lo mejor es que conozco demasiada rarra social).
Es que lo bonito… Lo bonito tira mucho. Y lo feo también, claro, pero sobre todo lo que no es común, porque una toalla morada y verde caqui con motivos de pistachos y uvas pasas haría daño a la vista, pero al lado de una toalla blanca todos la cogeríamos.

2 comentarios

Trapos sucios

Hoy ha sido la primera noche después de muuuchos días, en que he vuelto a dormir a oscuras. O casi, porque el cielo de Sevilla es rojo, y cuando truena se pone morao. Pero la luz que  daba calorcito a mi ranita ya se ha apagado, porque ya no hay ranita, básicamente. No soy médico, pero yo diría que murió de meningitis, por ejemplo.

Me he despertado bien, pero mi pereza es tal que apago la alarma una vez, y otra vez, y otra… Y cuando lo pienso, me saldría más rentable poner la alarma 25 minutos más tarde y levantarme a la primera, que estar durmiéndome y despertándome cada 5 minutos… Porque además sé el truco para despertarse. Cuando hace frío y tienes sueño, lo mejor para entrar en calor y despertarte es manipular tu entrepierna. Osea, nada pecaminoso, sólo rascarse un poquillo la zona hueval, y el sueño y el frío desaparecen como por arte de magia.

Te levantas y ahora sí pica, no los huevos, a quienes ya has vacunado antes. Ahora pica la espalda, pero mi inflexibilidad es tal que no me llego. Y es una putada. Desarrollé varias técnicas de rascado alternativas, pero a día de hoy la más efectiva es el rascado por escofina. Cualquiera que haya dado clase de tecnología en la ESO debe saber lo que es una escofina. Pues con eso me rasco yo la espalda. Más bruto que un bocata de escombros, pero efctivo.

Luego voy a la cocina y al abrir la nevera veo que hay 7 (siete!!!) tabletas de chocolate. Y 6 de ellas son chocolate con naranja. ¿Alguien me lo explica? ¿Qué clase de aberración es ésa? El chocolate de toda la vida tiene que llevar un poquito de leche y punto. Bueno, pero la última tableta no es de chocolate con naranja, es de… ¿Chocolate con menta? ¿Pero esto qué mierda es?… En fin, así va el mundo.

Al cerrar el frigo (sin coger nada, porque aparte de chocolate mancillado, no había nada susceptible a ser desayunado), veo que en el estante de al lado hay varias medicinas extrañas, en las cuales hay algo escrito con boli. Claro, tu vas al médico y te receta cualquier cosa… Pues en mi casa somos tan listos que en vez de escribir para qué tipo de síntomas es ese medicamento, escribimos el nombre de quien la tomó primero… Osea, que si yo voy al médico porque me he hecho una quemadura y me manda una crema, en vez de escribir que esa crema es para las quemaduras, escribimos mi nombre, mucho más útil…

Luego voy al baño a lavarme los dientes y veo que hay 6 cepillos… Y en mi casa vivimos 4 personas… No me salen las cuentas. Mamá, si compartes el baño con los vecinos, exijo acceso a su frigorífico. 6 cepillos… Y 4 dentífricos distintos. Y ojo, 4 porque ayer tiré yo uno que estaba ya acabado. ¿En serio que necesitamos tantas pastas? Porque yo creo que todos vamos a por la misma, la más apetecible, que estos días es colgate, con ese colorcito azul… Las otras son las típicas blancas feas.

Al ir al salón a buscar las llaves de casa me doy cuenta de que junto a la tele no hay uno, ni dos, ni siquiera tres, sino tropecientos mandos a distancia. Uno de la tele, otro del canal+, y el resto no valen: uno de un dvd que no sólo nadie usa, sino que el dvd no está ahí siquiera. Pero el mando sí. Ya van 3. El mando de la tele antigua, que está en el pueblo, pero el mando se quedó aquí, vete tú a saber por qué. Ya van 4. Otro mando que a día de hoy no sé de qué puede ser, pero ahí está. Ya van 5. Otro de una minicadena que nadie ha usado nunca. Bueno, la minicadena la usé yo una vez que me quedé sólo en casa y en vez de irme a la comodidad de mi ordenador, me puse la música en el salón. Nadie ha vuelto a usarla, pero el mando está por allí rulando. Ya van 6. Y hay un séptimo, que no estoy seguro, pero tengo mis sospechas de que en realidad está lleno de caramelos, porque es un mando tela de cutre que cuando lo mueves suenan dentro cositas… Nadie sabe de dónde vino o a quién pertenecía, e igualmente nadie se atreve a tirarlo…

En fin, así son los 15 primeros minutos de cada día de mi vida.

1 comentario

Buen finde… sí, bueno, no genial

Vamos, tampoco ha sido gran cosa, y menos aún con la derrota del Sevilla en Zaragoza… Pero por lo demás ha sido un finde artístico-cultural bastante curioso.

He vuelto a ir a la ópera: Turandot, de Busoni, invitado por la supermamá de un amigo, que canta en el coro (la supermamá, no mi amigo). La ópera no era representada, era sólo cantanda con coro y solistas, lo cual no me agrada mucho, me gusta más la clásica con teatrito. Pero bueno, fue cortita y en general no estuvo mal, aunque a ratos me aburrí bastante.  Pero ni mucho menos ha sido tan indigesta como el primer acto de la Fanciulla del west, que vi el año pasado. A la salida dije, sin miedo a las críticas (que por otro lado no pensé que fuera a tener) que sinceramente el primer acto me había aburrido como las piedras (los otros dos sí me gustaron)… Y por poco me lapidan, vamos, que me causó un disgusto gordo. Pero el sábado comentándolo en el vestíbulo del teatro con unos coleguillas y el regidor, parece que no, que hay “entendidos” a los que tampoco les gustó la primera parte del romance pasteloso en el oeste, lo cual me alegra: Ni yo soy tan raro, ni todos los del gremio defienden a capa y espada cualquier cosa de su mundillo. Porque sabéis que es una cosa muy de gremios, (el gremio de los gafapastas suele estar por aquí metido), defender fotos horribles, cuadros horteras y sobre todo películas de estas super independientes  aunque sean malísimas (que las habrá buenas, desde luego, pero todas no lo son), porque entienden de cine y ellos dicen que eso es cine bueno, y si no me gusta es que no tengo ni idea de qué va el tema. Y en el mundo de este espectáculo para las clases altas llamado ópera, te tiene que gustar todo y tienes que aplaudir hasta desgañitarte, porque todo lo que dan es una obra maestra, y como digo, por huevos te tiene que gustar. Y no pretendo ser yo el que hable sobre calidad, porque creo que ese no es el debate, es seguro que calidad sobra por todos lados, yo hablo de que todo es cuestión de gustos, y si algo no te gusta no es para nada incomprensible, por mucha calidad que haya.

Ya termino con la ópera haciendo un llamamiento a todos aquellos que fueron alguna vez y no les gustó: No estáis solos.

Ayer en la catequesis les puse a mis chavales la que para mi gusto( 🙂 ) es peli más grande de la Historia de la comedia. La vida de Brian. Y pese a ser una peli con ya 31 años les gustó. Creo que no tanto como me gusta a mí (es difícil) pero se rieron y salieron contentos de habernos reunido una hora antes para que nos diera tiempo a verla y comentarla. Qué grande, ya no me acordaba de momentazos como la predicación “bienaventurados los que a buen árbol se arriman, porque buena sombra les cobija…” y el resto de la conversación es brutal. O en la reunión del grupo, en la que todos están dispuestos a morir por la causa, y se escucha “yo no” “ah sí, hay uno que no”. Genial. O la conversación sobre el derecho a parir “pero tú no puedes parir!! no tienes matriz!! dónde vas a gestar el feto?? en un baúl!!!????” “no me oprimas!” “vale, sabemos que no puede parir, pero podemos luchar por su derecho a parir” “porqué vamos a luchar por su derecho a parir si no puede parir!!??” “es un símbolo de nuestra lucha contra la opresión” “no, es un símbolo de su lucha contra la realidad”. Enorme.

Como colofón al finde cultural, el mayor espectáculo deportivo que se puede ver hoy día, la super bowl. No entiendo de fútbol americano, el año pasado lo vi por primera y única vez y me sé las reglas y poco más, pero el partido ha sido muy emocionante. El último cuarto sobre todo. Ganaron los Saints de Nueva Orleans, contra pronóstico. En el descanso tocaron los Who, quienes ya están un pelín para el arrastre y me aburrieron tela, pero bueno, cosas de mi generación.

Para terminar, esta gran canción de los Depeche Mode, que gracias a mi primo Álvaro y a que siempre me los pone en el coche, cada día me gustan más. Dedicada a Miriam, sin más:

2 comentarios

Novedades

Semana poco productiva en lo que a estudiar se refiere, pero por contra he probado nuevas experiencias que con vosotros compartiré. Primero culinarias:

·Domino’s Pizza. Tenía mis reparos y muchos prejuicios. Una cadena que en Sevilla al menos ha absorvido prácticamente por completo a mi restaurante de pizza favorito (pizza hut, siempre, aunque sólo quede uno y esté en Mairena) no merece que me gaste el dinero en él. Además, ¿Qué puedes esperar de las pizzas que comen las tortugas ninja, salvo que tu comida también haya rulado por las cloacas de la ciudad y te convieras en un bicho mutante entrenado por un señor rata? Pero vencí mis prejuicios con un 2×1 que hay en local y recoger. Y qué cosa más rica. Poco le tienen que envidiar a pizza hut. y los panes de ajo no los probé, pero buena pinta tenían un rato…

·Fridays. Tenía ganas, y me decidí. En realidad me decidí a volver, porque ya vine hace un par de meses, pero  es que el otro día fue brutal ¡Vaya costillas ricas! Madreee el costillar con salsa jack daniels… Exquisito. Y la ensalada de sésamo o yo qué sé qué, acojonante, con un pollo frito que me dejó sin palabras. Adoro ese sitio y a sus camareros con gorros estrafalarios. Y por cierto, momentazo cuando, ya a punto de irnos, aparecen 18 o 20 gitanos para comer. Toda la familia allí pasando en procesión.

·Fosters Hollywood. Otro que tal baila. Fui al medio día y me pedí un menú. De primero pasta al bourbon, que tú dirás “menuda aberración”, pero estaba buenísimo. De segundo me equivoqué. Pedí no sé qué de salisbury, que en la foto tenía muy buena pinta, muy colorido y con mucha salsa, pero que en la realidad eran dos hamburguesas (sólo la carne…) con queso fundido por encima y las patatas al lado, y la ensaladita de la foto estaba desaparecida en combate. También es que aquí hay un gran fallo, y es que en la carta salen muchas fotos y descripciones de platos, pero del 80% del menú no hay ninguna referencia, y tiene que preguntarle al camarero para que te asesore… Mi primo a parte de la hamburguesa esa salisbury (que a él sí le gustó, a mí nada) se pudió unas patatas con beicon (sí, beicon) y queso que estaban de rechupete. Las tortitas del postre muy ricas, aunque no deberían ponerlo en plural cuando el platillo sólo trae 1. Aún así me gustó mucho el sitio.

Ahora automovilísticas:

·Seat Ibiza del 2006: Mi primo, que se ve que fue muy bueno y los reyes le trajeron un cochecito. Hombre, está muy bien, es bonito y tal… Pero prefiero mi escort del 98 cien veces. No sé, a mí no me convence. No entiendo de coches, pero suena a plástico por todos lados.

·Toyota Yaris, también del 2006.

Mi prima, que también fue buena y mientras a mí los reyes me traen un boli con linternita, a ella le regalan un coche. Y éste si me gusta mucho más. Por fuera no, por fuera es un huevecillo sin pena ni gloria, pero mi prima me ha dejao el coche durante esta semana y es un gustazo conducirlo. Es comodísimo, con muchas pijaditas, tiene una visibilidad muy buena (que cualquiera pensará “coño, pues como cualquier coche”… Pues no, yo lo veo todo mucho mejor en el Yaris). Y además te sientes como si estuvieras en una nave espacial. Las puertas (que son normales totalmente) hacen una curva extraña que no sabría describir, que te hace sentir arropado y con todo al alcance de la mano. Y si encima el panel de control es de estos luminosos sobre el salpicadero… Y consume nada y menos. En toda esta semana no ha bajado ni una rayita el contador de gasolina, y le habré hecho lo menos 50 km. Y pese a ser un mecherillo, responde genial cuando aceleras. No te pega latigazos ni se ahoga ni nada de nada. Chulísimo. El único fallo, por ponerle alguno, es que el volante es eléctrico y cuando tiene poca batería está durísimo. No sé si esto es algo común a todos los coches nuevecitos, pero a mí no me gusta. Bastante problema es que te quedes sin batería para que ahora también no puedas girar el volante. Pese a todo, este coche sí lo cambiaba por mi escort.

Y por último, series:

·Los Tudor. Empecé a verla porque en el máster tocamos un poco de pasada el tema de Enrique VIII y el anglicanismo, y me interesó el tema. Además, vi que el papel del cardenal Wolsey lo interpretaba Sam Neil (¡Son de sangre caliente!), que es un tipo que me hace mucha gracia. La serie a mí me está gustando mucho. Es de las pocas series no cómicas que veo en versión original, porque el doblaje es bastante malo, pero en VOS está muy bien. No soy ni mucho menos un entendido en la materia (Dios me libre), pero tiene escenas grandiosas y momentos que he tenido que parar y volver atrás para verlo de nuevo y pillar todo el meollo y poder decir: Cómo mola. La recomiendo, que además parece que es bastante fiel a la Historia (dentro de lo que cabe en una serie de la tele).

·Lost (no voy a spoilear). Sí, señoras y señores, ya está aquí, ya llegó para ustedes, mister quitanieves, digo, Lost. Sexta y Última temporada. Primeros dos capítulos ya disponibles en megavideo y me estoy quedando a cuadros. No voy a decir nada porque no sabría qué decir, sólo que tengo que verme otra vez la quinta porque creo que no me acuerdo de la mitad. El 23 de mayo veremos el final. Hasta entonces, más o menos cada semana tendremos una nueva dosis de nuestro particular chute.

Porcierto, un enlace que no sé si ayuda a encontrarse o a perderse más aún. Si no has visto la quinta no hagas click: http://www.publico.es/especial/lost/

En fin, paciencia. Namasté.

Deja un comentario

Conversaciones con los niños

Que por cierto, tengo una nueva alumna, otra más, de 3º de ESO, lo cual mola mucho más que las mates de primaria, que sólo por repetición una y otra vez de lo mismo me queman las neuronas de forma brutal. Pues nada, como no hay más hueco en mi agenda y la chavala lo necesita, pues ahora también doy clase los domingos… Como se entere la UGT me empaquetan por hacer apología del esquirolado. Alguno ha insinuado ya, y supongo por tanto que cualquiera que lea esto lo pensará también, que soy un codicioso. Gracias a Dios me han dado una cacho de beca, y el préstamo renta universidad está a punto de salir del horno, por lo que no es precisamente el dinero lo que me mueve. Pero al lío.

Ayer dando clase a Jose, de 8 años:

-Profesor, ¿Qué es un más?

-¿Un más?… ¿Un signo de sumar?

-No no, un más, lo que tú haces

-¿Que yo hago un más?

-Sí, por eso no puedes venir los miércoles ni los jueves

-¿… Un máster?

-¡Eso eso!

-Pues cuando acabas el cole, entras en la universidad, y cuando acabas la universidad si quieres puedes seguir estudiando un máster.

-No, porque cuando acabas el cole vas al instituto

-Es verdad, pues después del instituto viene la universidad, y luego si quieres pues haces un máster

-¿Y de qué es el máster?

-De religión

-Ah claro, porque vas a ser monje…

-¿…? ¡No no! ¿Yo qué voy a ser monje!

(con cara de pena) Vaya, yo quería verte con la capucha…

-…Bueno, anda, vamos a seguir con los números decimales. 0’25. ¿Le podemos quitar ese cero?

-¡Sí porque está delante!

-Pues en este caso no, porque ¿Ves que tiene una comita justo al lado? Pues no podemos quitar ese cero porque está aguantando a la comita, y si lo quitamos la comita se cae

(con cara de echarse a llorar en cualquier momento) ¿Se cae de verdad???????

Reirme es poco…

Y hoy, con Ana, de 9 años ya:

-A ver Ana, lee: (“ponía algo así como: ¿Cómo puede un colibrí suspenderse en el aire y absorver el néctar de las flores?”)

-[…] (lo lee mal, fatal, no mentero de nada)

-Ana, no te has enterado de nada de lo que has leído

-¡Sí que me he enterado!

-Venga, a ver explícame

-… Pues… Que las flores… Y la leche… Sí, que las flores que dan leche tienen…

-¿Pero qué me estás contando de leche?

-Sí, lo que pone ahí

-¿Pero qué te estás inventando? La palabra “leche” no aparece por ningún lado

-Bueno, ésta, que es lo mismo (señala “colibrí”)

-¿¿¿¿¿¿¿…??????? ¿Que “colibrí” es lo mismo que “leche”?

-Sí, ahi es donde se guarda la leche, el olibrí

-…………. ¿El tetrabrick?

-¡Eso!

Madre del amor hermoso…

4 comentarios