Va a resultar que sí me gustaba la Navidad…

Porque ahora volvemos a la rutina, al tener cosas que hacer… Al no poder coger un día porque sí, y pasarme toda la tarde dando vueltas por el centro, ni puedo llamar a nadie para decirle: en 10 minutos estoy en tu casa y vemos una peli. Porque ahora la gente decente vuelve a los estudios. Hasta yo vuelvo a los estudios… Y al trabajo, que no lo echaba de menos.

En Navidad me he pasado tardes sin hacer absolutamente nada, disfrutando del descanso, leyendo por placer (cosa que ya se me ha acabado hasta junio), viendo y volviendo a ver series. La última temporada de Seinfeld, qué buena es. He salido a correr cuando me ha dado la gana, he comido a las 5 de la tarde y a veces me he quedado con mis padres viendo pelis hasta las 3 de la madrugada. Eso ahora es impensable siquiera plantearlo.

He visto películas malas que ahora no vería porque poco tiempo tengo para ver pelis, como para encima ver tonterías. Pero me encanta poder ver tonterías. Y hacer tonterías. Ya no me puedo volver a pasar otra tarde entera fabricando una cartera, podando un bonsai o montando y desmontando mi bici.

En fin. Llegará el verano y diré que no me gusta el verano. Volverá a llegar la Navidad y diré que la Navidad es una chufa… Eso eh asín.

Para no perder el ritmo, del primer disco de los gaditanos, mi canción favorita de los ahora conocidos como Saurom.

Saurom Lamderth – El ermitaño

Anclado en la penumbra de la desolación
Perdido en algún sitio de la gran constelación
Sentado en mi butaca de pieza de cartón
Allende las llamadas de la civilización

Entregado al pensamiento y a la magia
Recluido en mi prisión
Absorbiendo de este mundo la belleza
Y el poder de la razón

Escruto las estrellas sin miedo a envejecer
El viento trae recuerdos, los recuerdos del ayer
La fuerza es mi aliada, la guardo en un cajón
Batallan mis ideas mientras buscan mi canción.

Entregado al pensamiento y a la magia
Recluido en mi prisión
Absorbiendo de este mundo la belleza
Y el poder de la razón.

Aqui sabréis, escuchando mis palabras
Comprenderéis lo que dice un ruiseñor
Entenderéis lo que siembra la alegría
Y sentiréis la presencia de mi Dios.
Aqui sabréis, escuchando mis palabras
Comprenderéis lo que dice un ruiseñor
Entenderéis lo que siembra la alegría
Y sentiréis la presencia de mi Dios.

Anclado en la penumbra de la desolación
Perdido en algún sitio de la gran constelación
La fuerza es mi aliada, la guardo en un cajón
Batallan mis ideas mientras buscan mi canción.

Entregado al pensamiento y a la magia
Recluido en mi prisión
Absorbiendo de este mundo la belleza
Y el poder de la razón.
Razón..

  1. #1 por Trilce el 12 enero, 2010 - 20:54

    Algo parecido me pasa a mí. Siempre me acabo aburriendo en fiestas y luego las echo de menos, aunque yo todavía no me he aburrido (también es verdad que yo hasta febrero no vuelvo a tener clase en la universidad).

  2. #2 por M el 13 enero, 2010 - 03:18

    “Tengo una pregunta para usted”. Así se llamará nuestro juego para nuestra Semana Santa.
    Mientras tanto, ve pensando en preguntas imposibles y en un muñequito para el ahorcado🙂

    Nos vemos pronto :___

  3. #3 por teysis el 13 enero, 2010 - 07:12

    esta en la naturaleza del ser humano, quejarse de lo que tiene y echarlo de menos cuando ya no está, eso si que es asi, que le vamos a hacer jajaja

    pero bueno, para dentro de un año recuerda, la navidad mola!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: