Oh zorra, joróbate zorra

No me gusta la navidad (como fechas en sí), pero a veces tiene sus cosas buenas. La gente se pone tierna, te dice cuánto te quiere (de mentira, por supuesto, pero te lo dicen) y te desean (también de mentira, pero a mí me da igual) que el año 2010 sea la caña con tomate, y que se hagan realidad mis sueños.

Si lo desea más gente a parte de mí mismo, eso tiene más posibilidades de cumplirse. Que no se va a cumplir, pero tampoco me importa.

Me encontré el otro día con una amiga que hacía mucho que no veía, y la navidad fluyó por nuestras venas en una conversación vanal sobre la vida reciente, y unos pronósticos fantásticos para el futuro cercano de 2010 (que España gane el mundial, por supuesto).

Tal vez el milagro de la navidad esté ahí, en llenar nuestras bocas con buenos deseos, reencontrarnos con gente que si quisiéramos ver las veríamos un 16 de abril, y pasar frío, mucho frío. Porque como decimos en Sevilla: el tiempo está loco. Porque en cualquier otra ciudad, si estás en invierno ya sabes que por la tarde debes ir abrigado, y por la noche un poquito más. En Sevilla no. En Sevilla si estamos en invierno y sales a la calle con chaquetón y bufanda, corres el riesgo de que el termómetro marque 15º a las 6 de la tarde, se ponga a llover caiga el diluvio y  a las 2 de la madrugada marque 21º. Claro que al día siguiente, si sales a la calle sin bufanda la lías parda, ya que ahora estamos a 7º, y los piececitos los tienes como en salmuera.

Sí, es una putada no saber si hoy tienes que ponerte manga corta o mejor 3 jerseys. Por todo esto y algo más, hoy estoy cabreadillo. Más que cabreadillo es que no tengo ganas de estudiar los prodigios romanos (catástrofes, que significaban que habían cabreado a los dioses). Un prodigio me vendría bien ahora. Un tsunami de estos que entrase por las marismas hasta el aljarafe, y nos pusiéramos todos a hacer sacrificios, con Zapatero a la cabeza ofreciendo las entrañas de las bestias al fuego sacrificial para restaurar la pax deorum. Y yo en mi casita calentito viéndolo tranquilamente, entrevistando luego a mis vecinos y haciendo un trabajo audiovisual fabuloso.

Eso mismo. Y la fiebre habla por mí.

  1. #1 por teysis el 27 diciembre, 2009 - 21:06

    creo que es un error pensar que todo el mundo es asi en navidad, yo si deseo feliz lo que sea lo deseo de corazon, y sino, paso de desear nada
    me sabe mal que haya tanta gente que crea que esta epoca es de falsedad y tal, pero en evz de pensar eso, hay que disfrutar de la felicidad general que se respira y punto, y no pensar que todo el mundo miente!

    y a todo esto…

    Felices fiestas, lo que quedan de ellas 😛

  2. #2 por Dani el 2 enero, 2010 - 01:46

    Que carácter :D!!

    baja la fiebre, siéntate respira hondo, relájate piensa en el futuro y el pasado, deja los libros por ahora. Si no haces esto pronto necesitaras un psicólogo y no pareces tonto 🙂

    FEliz 2010 desde la mas humilde falsedad!

    Es el primer post que leo y ya se que tienes carácter y un mal día.

  3. #3 por ktulu el 2 enero, 2010 - 12:57

    Feliz año a los dos! ya me bajó la fiebre y estoy más calmado. y de hecho ya no pienso (tanto) lo que dije en ese momento, pero bueno, está guay escribirlo, luego lo lees y dices: halaaa fite qué cabreado y generalizante estaba ese dia jajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: