Novedades I

Y al quinto día, el metro se paró. Uno de los trenes ha decidido que hasta aquí hemos llegado, y no había manera de hacerlo entrar en razón. Los operarios no podían, la gente del vagón rezaba para que el tren volviera a su senda de viaje, pero no había manera. Y el resto de los trenes, evidentemente, también parados, que la carne de burro-tren no es transpasable… En fin. Y eso combinado con paradas de emergencia, ocasionadas por desalmados que le dan al botoncito sin que ocurra nada. Nótese la ironía. Y es que se me olvidó comentar dos entradas más abajo, que los muy listos han puesto los botones de emergencia con la misma forma, el mismo diseño y colocados en el mismo sitio en el que, en los autobuses de Sevilla de toda la vida, tienes el botón de solicitar una parada. Y pretenden que la gente, jóvenes y no tan jóvenes, catetos y no tan catetos, piensen que no tienen que darle, que el tren parará solo. En fin… Arsa quillo, que ehto eh Sevilla.

Y bueno, no sé si comentar mucho o poco el hecho de que Manuel Chaves ya no sea el presidente de mi comunidad autónoma, sino que ahora sea un alto cargo del gobierno nacional… No sé quién elige a esa gente, que en general no tienen ni idea y van rondando de ministerio en ministerio, según se quejen de ellos más o menos. Lo de Chaves… Bueno, casi mejor me alegro, que al menos nos lo han alejado un poquitito.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: