Una idea

Sólo éso. Como el tito Herbito en los Simpson. Sólo necesitas una idea.

Mi bloque de pisos es conocido por ser el bloque de “la vieja”, esa baguetería que tan popular se hizo en los 90 y principios de siglo (XXI). Sólo hacía falta una idea, y mi vecina la tuvo: un puesto de bocadillos…

El sitio es idóneo, rodeado de centros escolares, con albañiles pasando a todas horas, el almacén de correos, talleres mecánicos y demás puestos de trabajos con un ratito para ir a desayunar. Pues Antonia tuvo esa idea.

Aunque los más jovencitos no lo sepan, ella es la famosa “vieja”, que no me gusta un pelo que la llamen así, porque le tengo mucho cariño, que aún en el año en que vivimos, y con 21 años que tengo, sigue subiéndome chocolatinas a casa el día de Reyes.

Como digo, los más jovencitos no saben de dónde viene eso de “vieja”, porque cuando realmente se produjo el boom del negocio fue cuando un tal Salva le dio una vueltecita de tuerca más. Antonia decidió traspasar el negocio, por edad imagino, y si con ella los beneficios eran enormes, Salva lo explotó al máximo. Revolucionó el mercado de los bocadillos. Introdujo La Plancha. Bocadillos calientes, bagué o chapata: Tortilla, sobrasada, roquefor, cochinillo… Sus bocadillos fueron un triunfo absoluto durante varios años. Cómo sería la cosa que se compró un carrito para ir a venderlos a la puerta del instituto de debajo de mi casa. Se ve que a los chavales no les dejaban salir a la calle y se agolpaban en la verja esperando que llegase Salva a vender su mercancía. Bocadillos, y latas, y chucherías, y chocolatinas… Y poco a poco perritos calientes, bollería, pizzas… Un éxito acojonante.

Cuando mi madre no tenía ganas de pensar en una cena, la frase era: “venga, bajaos a por una bagué”. Y qué ricas estaban, sobre todo las de cochinito con mojo y sobrasada…

Como todo lo bueno se acaba, la baguetería cerró hace ya unos años. Salva supo parar en el momento justo. No sé qué fue de él, pero debe irle bien. Fue de los pocos que consiguió hacerle sombra al polvillo (la mayor cadena de panaderías sevillanas, para los foráneos).

¿Y por qué he escrito ésto? Porque no tengo ganas de estudiar, y porque me he preparao pa desayunar una bagué calentita de sobrasada, y los recuerdos han venido a mi mente raudos y veloces.

Ya sabéis, pensad en una idea y haceos ricos. Y me debéis un 20% por animaros a ello.

Anuncios
  1. #1 por Mer el 24 marzo, 2008 - 14:17

    Yo ya tenía la idea (plagiada de uno, pero peor para él si no la pone antes que yo en marcha) “Telechurro, churros a domicilio” porque la gente sólo toma chocolate con churros cuando está en la calle de recogida, pero si le llevaran los churros a casa, pudiendo abrir en pijama, comerlos nada más empezar el día, todos comeriamos chocolate con churros seguro 😛

    Lo de la vieja, que yo lo oía, no sé, no era ofensivo ni peyorativo, era sólo el nombre que se usaba, ¿no? pero no tenía ni idea de que cerró… minuto de silencio





Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: