Archivos para 28 febrero 2008

Andalucía

Porque hoy es un día grande. Y tan grande, como que hoy es fiesta y mañana como si lo fuera, porque se hace puente… Y pasao es sábado, y al otro domingo, y al otro lunes, que no hay clase (yo al menos no tengo). Qué alegría.

Y todo porque hoy, 28 de Febrero, es el día de Andalucía. Ya se me había olvidao lo guay que es celebrar este día en el cole. Todo lleno de banderas, cantando el himno, comiendo pan con aceite y tortas de Inés Rosales… Genial.

El caso es que ya que hablo de Andalucía, voy a comentaros un papelito que le pasaron a los niños del colegio para explicarles un poco cuáles los símbolos de Andalucía (bandera, himno y escudo), para que supieran qué significan y representan, y me gustó mucho, ayer me sentí muy andaluz.

El himno de Andalucía está inspirado en cantos de siega de Écija, que por lo visto son unos antiguos cantos tradicionales que entonaban los campesinos andaluces. Como curiosidad, hay que decir que es el único himno “nacional” (junto al de Finlandia), que no está basado en una marcha militar.

El escudo de Andalucía representa a Hércules junto a sus famosas columnas, dominando a dos leones. Todos conocemos a Hércules, pero ¿Qué pinta él en el escudo de Andalucía) .Pues todo está basado en la leyenda de Melkart. Melkart fue un navegante fenicio que cruzó el Mediterráneo y remontó el Guadalquivir, asentándose en nuestro fértil valle. Por lo visto el tío era un crack: introdujo la religión fenicia, consiguió el monopolio de las pieles de toro, descubrió las minas de plata de Sierra Morena… Por todos estos méritos, a su muerte, su pueblo lo elevó a los altares de la civilización fenicia, se exageraron sus aventuras de navegante hasta convertirse en historias legendarias. Esta devoción por Melkart pasó posteriormente a la cultura griega, cambiando su nombre por el de Herakles, y más tarde a la romana, convirtiéndose en Hércules, que según la leyenda tuvo que cumplir las famosas 12 pruebas para alcanzar la divinidad. Entre las pruebas, se encontraba la de dominar a los leones con sus manos y erigir las llamadas “columnas de Hércules” en el fin del mundo conocido, que entonces se situaba en lo que hoy es la costa de Cádiz.

Y por último la bandera, formada por 2 franjas verdes, y entre ellas una franja blanca. El verde es el color de la esperanza, y el blanco el de la paz. “La bandera blanca y verde vuelve tras siglos de guerra, a decir paz y esperanza bajo el sol de nuestra tierra” .

Además, en el papel se explicaba que todos los pueblos del mundo tienen algún elemento que los identifica ante los demás como pertenecientes a un determinado territorio. El himno, el escudo y la bandera son nuestros símbolos como andaluces, y nos identifican como un grupo humano con una historia, una cultura y una proyección de futuro. Por tanto deben ser respetados, pues así estamos respetando a nuestros antepasados.

Y a mí me gustó mucho esta carta a los alumnos, y disfruté mucho ayer en mi último día de prácticas, celebrando tan bonito día. Hacía tanto tiempo que no me sentía andaluz (desde que no salgo de Andalucía, que cada vez que salgo sí me acuerdo de mi tierra y se me llena el pecho cuando hablo de Andalucía), y no está mal recordarlo de vez en cuando sin necesidad de irte a otro sitio.

Muchos pensaréis que eso de las banderas y demás es una tontería, pero a mí la verdad es que me gusta ese sentimiento de unidad que representa. Como decía el presi, Jose María del Nido: yo soy sevillano en Andalucía, andaluz en España, y español en el mundo.

Anuncios

11 comentarios

Somos Más

Es el eslógan de la campaña del PSOE, al menos en Sevilla. Me lo he aprendido de memoria. Vale, no es difícil de aprender (ni ése ni el otro, que dice “vota con todas tus fuerzas”… ¿Me río?). Normalmente esas cosas pasan desapercibidas para mí, y si me preguntas por el eslógan del PA, el PP o el de IU, no tengo ni idea de cuál es… Pero éste me lo he aprendido. Tal vez sea porque me parezca un eslógan un taco de cutre… Bueno, por éso, o también puede ser porque han colgado de cada farola de Sevilla una foto de Zapatero con el eslógan. Toma ya, con dos huevos ahí.

Me hace gracia, sobre todo que ese eslógan se utilice en Sevilla, donde los del PSOE no son más. Vamos, yo imagino que éso de ser más o menos se medirá con los votos de la gente, ¿No? Pero en las pasadas elecciones municipales, el partido más votado fue el PP, no el PSOE… Qué raro… Perdió las pasadas elecciones pero son más… Es cierto que nuestro sistema político no ayuda contra este esperpento. Gracias a la posibilidad que tienen los perdedores de arrejuntarse y gobernar entre todos, Monteseirín sigue mandando en Sevilla, y pensará que está respaldado por el pueblo, que es tonto. Es como si en tu clase del colegio, Martita tiene 16 votos para ser delegada, Pepe tiene 10, y Paquito 7. Gana Martita de calle, pero Pepe y Paquito se enrabietan y dicen que no, que entre los 2 tienen más que Martita, y Martita a chuparla (pese a que los que votaron a Paquito no quieren a Pepe, y viceversa).

A mí la política de hoy en día me parece de chiste, y con cosas como ésas, o lo de que Zapatero intente comprar mi voto por 400€, cada vez me da más risa. Pero los eslóganes no acaban ahí… ¿Cómo puede Manuel Chaves tener de eslógan “suma y sigue”? Un tío que cuando llegó al poder lo hizo diciendo que quería acabar con los estancamientos de gobernantes, pregonando relevos periódico en el poder… ¡Y eso lo dijo en 1990! ¡Que ya van 18 años oiga! ¡Y su eslógan es “suma y sigue”…!.

En fin…

Y en verdad, pese a hacerme tanta gracia, en el fondo me apena, porque mi voto en blanco no sirve para nada…

4 comentarios

Manzanas con sabor a pera…

…Y zumos de melón que saben a… No sé, a algo raro. Qué decepción cuando probé el zumo de melón y jazmín. Pesada, ¡Qué alegría me dio de que no me mandases la botella grande! XD Porque vamos, si eso sabe a melón, que baje Dios y lo pruebe… Que luego miras los ingredientes, y le han podido llamar zumo de melón como le han podido llamar zumo de pera, de maracuyá, o “concentrado-activo-de-sustancias-que-mezcladas-dejan-un-regustillo-raro- que-pese-a-todo-no-sabe-a-melón”… A parte, ¿Un zumo de melón de color naranja? ¿Pero qué clase de broma es ésa? Profanando el color de alimentos sagrados… Eso sí que me indignó… En realidad, no recordaba la foto que me mandó la Pesada (A to esto, ¿Pa qué te pusiste “pesadadesiempre”? Es que parece que me estoy metiendo contigo XD) en la que se veía el zumo de ese color, naranjita, y creo recordar que ya hablé con ella sobre el hecho de que le estaban haciendo la cucamona, que los melones naranjas no existen, son producto de nuestra imaginación, como el dodo, la cocacola zero y los esquimales. El melón de toa la vida ha sio blanquito-verdecito, a mí que no me estafen… Pero vaya, que ese zumo tenía la misma cantidad de melón que de zumo de piña, así que en verdad no sé de qué me quejo.

Lo de la manzana que sabía a pera, sí es más extraño… A las 5:15 de la mañana (o de la noche, porque en verdad como es una hora que por ley no debería existir, hay un vacío legal ahí que no sabemos muy bien si son las “tantas” de la madugada, o son las “quillo acuestate que en verda aún es mu temprano” de la mañana). El caso es que a esa hora saca Clara una manzana que me prometió que me traería. Una manzana que según ella sabía a pera… Claro, yo con mi experiencia de hacía unas horas con el zumo estafa anaranjado, no me fiaba. Además, el color de la manzanita era bastante feo, medio amarillo medio raro… Pero no obstante, la empezaba a pelar, y aquello sonaba como una pera… Y la “carne” tenía aspecto de pera, con su agüita y todo… Y la probabas… ¡Y sabía a pera! Enserio, me quedé tela de pillao. Era la primera vez que no me engañaban en toda la noche:

Primero el zumo que ya os he contao. Luego en el cine, que me vendieron la moto con una película fantasma que no pude ver, porque la anunciaban pero no la ponían. Luego en los recreativos, que me hicieron la cucamona con una máquina (mi máquina ¬¬) que pa un día que voy la tienen rota…

Pero bueno, con todo, ayer fue una gran noche. El tuerto definitivamente ya no nos sigue, se ha cansao de correr y se ha dao la vuelta buscando a otra familia a la que poder mirar. Mi padre ya está en casa, a todo esto, Aunque seguimos sin caldera… Bueno, es igual, ya no me da vergüenza ducharme en casa de la vecina, y le estoy cogiendo el gustillo a comer pizzas y demás basurillas ya preparadas.

Un saludo, y que gane el Sevilla.

15 comentarios

Últimos coletazos

La mala racha parece que empieza a irse. Mañana operan a mi padre por última vez (al menos de momento), despues de 4 años de intervenciones constantes y de casi todo lo imaginable, por fin se acaba. Mañana se supone que debe ser la última, y que lo sea de verdad, que estoy hasta los mismísimos de visitar más el hospital que la casa de mi abuela.

Aparte, de éso, que es sin duda lo más gordo, parece que las cosas en casa vuelven a la normalidad. El tuerto que nos miró (y que a mí parece que me escupió y todo, porque de un tiempo hasta aquí, no daba una a derechas) ya ha dejao de seguirnos, corremos demasiado rápido y se cansa, así que aunque aún nos ve un poquillo en la lejanía, sus efectos se van reduciendo porque debe ser también un poquillo miope, como yo.

No tengo nada que contar, lo cual es bueno (no news are good news), pero a la vez significa que no tengo tiempo ni para que me pasen cosas interesantes. Bueno, del colegio podría contar mil cosas interesantes, pero estoy hasta los mengueles de la enseñanza, así que no contaré nada ni hablaré de ella hasta que acaben las prácticas y la eche de menos.

Así que hala, a mentalizarce, quererce verdá, zano, ‘ze cuerpo, tené potencia, zé felí, quererte tú mihmo a quererte tú musho, porque quiere’ también ar que tiene’ a tu lao, y to zale de verdá der deporte

2 comentarios

La calma después de la tempestad

La normalidad en casa poco a poco se va recobrando. He venido hace un rato de casa de Tere la vecina, de ducharme allí, porque estamos sin agua caliente hasta el lunes como mínimo, así que parece que me quedan unas cuantas visitas más. Ya ayer me fui a duchar al club militar… Tiene huevos que lleve 2 años sin pisarlo y cuando vuelvo es pa entrar en las duchas e irme. El caso es que a mi vecina no le sienta bien que nos busquemos las habichuelas cada uno por su lado, y ha insistido mucho en que nos duchemos en su casa, que toda la vida nos hemos estado ayudando (que si “déjame un poquito de sal”, “a ver si me puedes dar dos patatas que las necesito para la cena”, etc.) y ahora que la ayuda es más necesaria no va a ser menos. Y tiene razón, y le estamos muy agradecidos, la verdad, nosotros también lo haríamos si hubiera sido al revés. Lo que no quita que me sienta un poco incómodo saliendo de mi casa en babuchas, con una toalla al hombro, para ir a casa de la vecina a ducharme en su ducha mientras ellos cenan…

El resto de la vida, normal. No igual, porque hoy por ejemplo he estado en una de las aulas de infantil, con niños de 3 años… Impresionante. Y acojonante. Vaya profesora buena, Mari Ángeles creo recordar que se llama. Me he quedado impresionado por la capacidad tan asombrosa que tiene para manejar a 26 terroristas de 3 años. No sabría describirlo… Sus movimientos, su entonación, sus gestos, sus métodos, el ave María de Schubert para empezar el día… Desde luego que me ha dejado con la boca abierta, y la admiro, y no sólo por ser una profesora fantástica, sino por controlar a esos niños sin desesperarse. Educación especial es duro, sí, pero sólo tienes 2, 3, 4 niños a la vez… Aquí tienes 26 de golpe, y a esa edad ya digo, para mí son terroristas.

Aparte un poco del día de hoy, parece ser que esto de enseñar no se me da del todo mal. Me han recomendado para darle clase a un niño de de ESO. Sería un trabajo duro, unas 10 horas a la semana (cuando lo normal son 3, 4 como mucho…). Me lo he pensado muy mucho, porque si lo acepto, tengo que renunciar a lo que ahora mismo tengo, porque no hay horas en el día para todo a la vez. Por un lado saldría ganando, ya que al ser tantas horas, es un sueldo seguro muy majo. Al ser 2 horas seguidas, ganaría lo mismo que dando otras 2 horas a 2 de mis niños, pero sin perder el tiempo en cruzarme la ciudad 4 veces. También reconozco que me llaman mucho más la atención las matemáticas y demás ciencias de la ESO que las materias de primaria… Pero estaría desvistiendo a 3 santos para vestir a 1. Creo que lo voy a rechazar. No puedo dejar tirados a los 3 niños, porque les conozco y sobre todo 2 de ellos me necesitan mucho. La última que cogí es la que mejor está y podría aprobar sin mi ayuda, pero precisamente ella es la que menos horas me quita y es a ala única a la que podría seguir dándole clase si aceptase la oferta.

En fin, creo que la rechazaré.

Y para concluir, decir que con esto de trabajar, me estoy viendo con dinero en la mano muy a menudo, y yo que no estoy acostumbrado, ya estaba haciendo planes. De hecho el lunes me llega un inalámbrico que encargué a Alemania por 99€, y pensaba comprarme también una batería electrónica. Pero ¡ay! mi gozo en un pozo… Estuvieron revisando la instalación del gas y parece ser que a parte del “fallo humano”, había fallo mecánico… La caldera tiene fugas y no hace buena combustión. Parece que iba a pasar antes o después, está bastante mal y hay que cambiarla enterita. Y la nueva instalación nos sale por 2.000€. Mi casa no es el banco de España, y como casi todo el mundo, nos tenemos que apretar hasta el último agujerito el cinturón para llegar a fin de mes. 2.000€ de golpe nos sientan como una patá en la boca. Hay que hacerle más agujeros al cinturón como sea. Así que tendré que echar una manita y dejar mis aspiraciones baterísticas para otra ocasión. Y encima la policía me multó por aparcar en doble fila enfrente del hospital… No lo comenté el otro día porque la verdad, ni me acordaba después de todo el susto, pero hoy al verla encima de la mesa, me ha entrao un cabreo… Es que tiene huevos, 200€ por un coche en doble fila frente al hospital, sin entorpecer el tráfico, ni a los del Lipasam ni nada… Me parece muy triste que la policía a las 00:00 se dedique a poner multas al lado de un hospital. En fin, con el justificante de urgencias me la quitan, pero me toca los cojones tener que perder el tiempo en hacer una reclamación, y sobre todo ahora, que el tiempo no me sobra precisamente.

Anda, buenas noches, y a muchos os veo mañana. Ya sabéis: Ars Nova, a las 22:00 en la calle Jesús del Gran Poder, bar Daoiz. Gratis.

5 comentarios

Volver a Nacer

Ayer ocurrió un milagro. Ahora mismo, mientras escribo ésto, mi casa bien podrá estar saliendo en las noticias, pero milagrosamente no es así. Es tan extraño todo esto… La desgracia de que la enfermedad y los sustos se ceban con mi familia… O la enorme suerte de que pese a cebarse, se sacien antes de terminar del todo con nosotros y podamos siempre contarlo. Es ver el vaso medio vacío o medio lleno. Y yo hoy no es que lo vea medio lleno, es que veo que ha rebosado ya.

Anoche, después de otro duro día de trabajo, en vez de volver a mi casa a las 21:45, como sería lo normal, no lo hice. Teníamos partido de fútbol, y me fui directamente a la pista, sin pasar por casa. Ganamos, 2-1. Pero eso es lo de menos, no me dio tiempo ni a celebrar la victoria. Abro la mochila para dejar los guantes, y escucho el movil sonando. Era una vecina, y me dice que mi hermano y mis padres habían perdido el conocimiento, que ahora mismo les están atendiendo en una ambulancia, y que parece que ha habido un escape de gas.

Cuando llego a casa me encuentro a mi padre tumbado en el rellano, con los ojos abiertos pero inconsciente, y con espasmos. Mi hermano y mi madre estaban despiertos pero mareados, y entre los vecinos y los médicos les atendían. Mientras se los llevaban a los 3 en ambulancia, vino la policía y los bomberos. Me tomaron declaración, inspeccionaron la instalación de gas natural, y parece que ha sido una mala combustión. Alguien cerró la ventana del lavadero (donde está el aparato de gas ciudad), sin saber que mi hermano estaba a punto de ducharse. Normalmente no debería pasar nada, pero mi hermano se tira más de una hora en la ducha. Yo se lo digo siempre, que le cronometro y a los 15 minutos le corto el agua caliente, haya acabado o no. De hecho justo cuando entró en la ducha se lo volví a decir, que no estuviera más de 15 minutos, que yo me iba a ir, pero que le había dicho a mamá que le cortase el gas. Eso fue a las 20:20, cuando salía de casa por última vez. Mi hermano salió de la ducha a las 21:45.

La caldera consume oxígeno. Al estar la ventana del lavadero cerrada, el oxígeno que consumía era el que había en el lavadero. Cuando el oxígeno empezó a escasear, el CO2 pasó a ser monóxido de carbono… Y creo que no hace falta decir que es un gas letal. Mi madre salio al lavadero, y nada más abrir la puerta, el CO la dejó tirada en el suelo… El monóxido de carbono siguió expandiéndose por la casa, sin que nadie se diera cuenta. Mi padre en el salón empezó a marearse, se levantó y no pudo ni llegar a la cosina, se desmayó en el pasillo. Mi hermano, cuando por fin salió de la ducha, se metió en mi cuarto, aquí, con el ordenador. Mi cuarto es el punto más alejado de la cocina, y tal vez por eso tardó más en notar los mareos y el dolor de cabeza, pero al notarlo, salió a decírselo a mis padres, y se los encontró en el suelo. No me quiero ni imaginar lo que debió sentir mi hermano en ese momento. Salió como pudo al rellano, llamó a los vecinos y se desmayó.

En ese momento me llamó mi vecina. Mientras yo llegaba a mi casa, abrieron todas las ventanas, apagaron la caldera, y esperaron a que viniera el 061. A los pocos minutos de llegar la ambulancia, llegué yo.

Ya en el hospital, mi padre, que era el que peor pinta tenía, estaba consciente y hablaba. Estuvimos desde las 00:00 en el hospital. Esta vez había menos gente que en la última visita, y mi padre no tuvo que estar en el pasillo. Estuvieron tanto mis padres como mi hermano con oxígeno hasta las 5 de la mañana. A esa hora acompañé a mi tío a por los resultados de la gasometría, y por fin se estaban estabilizando. Tenían una intoxicación extrema por monóxido de carbono, que en palabras de la enfermera: “5 minutos más y no lo cuentan. Ustedes tenéis un ángel de la guarda.”.

Pues sí, éso debe ser ver el vaso medio lleno (o rebosando como lo veo yo). Sea como sea, y pese a todo lo que nos pasa, debemos tener un ángel de la guarda, o un séquito completo…

8 comentarios

Concierteando con niños

Al final ayer salieron las cosas bien. O medianamente bien. Aún así, la dejadez de mi grupo me trae por el camino de la amargura. A mí me desespera organizarlo todo, quedar a una hora concreta para que todo vaya según lo previsto, y que luego la gente haga lo que le de la gana. Al final llegamos más tarde, montamos más tarde, aquéllo no sonaba… Y empezamos no sé si sobre las 18:00. Que tampoco es mucho más tarde, sólo 1 hora de retraso… Que vale que el horario aquí era más o menos flexible, pero es que en otros lados también pasa lo mismo.

Coñe, si nos dan a elegir la hora que queramos, y decidimos las 17:00, pues a esa hora tocamos. Si ahora te parece que es muy temprano y no te da tiempo a comer en tu casita, haber dicho que más tarde, pero no me pongas pegas ahora. Y me da coraje porque siempre pasa igual, y el que da el callo, el fatiga que mete presión y el que se come los marrones soy yo. Al final me van a llamar Raúl González, porque mi función en el grupo es tirar del carro. A lo mejor es culpa mía, que me tomo igual de enserio tocar para 18 niños en un colegio que para 700 personas en la sala Q (no digo que los niños no sean personas, hay casos, claro, pero en este caso fijáos más en el número). Yo soy el más perro del planeta, lo reconozco, pero ya que nos ponemos a hacer las cosas, ¿Qué trabajo cuesta hacerlas bien?.

Pero bueno, ya basta de quejas, que soy un quejica, y como dije al principio, al final salió bien. Hubo momentos de incertidumbre, con peleas entre los altos estratos del lugar y los más enfervorizados músicos del grupo, que eso acabó en un “a chuparla, yo no toco aquí”. Hay que tener un poco de mano izquierda y saber controlar estas situaciones. Al final no fue a más, tocamos, y debimos hacerlo más o menos bien, ya que el mismo alto cargo que parecía no poner de su parte a la hora de montar aquéllo, nos felicitó bastante entusiasmado, pidiéndonos si podía contar con nosotros para otra ocasión. Yo la verdad, desde arriba no me enteraba de nada y por eso mismo probablemente me equivocaría bastante, pero da igual, porque como la gente aún no se sabe las canciones, pues no se dan cuenta. Mer estuvo grabando un video, así que ya lo veremos y opinaremos.

Al final aquelló acabó con un clinic por parte de Gabri, enseñando no sé qué técnica con la flauta, luego More haciendo una demostración baterística, y por último al piano Elena, que luego hasta bailó con los niños. Estuvo muy gracioso, y porcierto, a Mer hay que darle honores de santa, porque para aguantar a aquellos 18 monstruitos…

Lástima que luego mi Sevilla no pasase del empate cuando lo tenía todo hecho. Y Palop… Yo sigo pensando que no le puedes dar la titularidad a un tío que está mal, que acaba de salir de una lesión, quitándole la confianza a su compañero en la portería, que no sólo lo estaba haciendo bien, sino que además está muy motivado porque se está jugando ir a la Eurocopa con su selección… Y todo por el pasado, porque Palop lo ganó todo y se lo merece… Pero aquí no juegan los que tengan más títulos, sino los que a mejor nivel estén. Vamos, o eso pensaba yo…

En fin. Preparados ya para el siguiente concierto, os recuerdo: el Viernes 15 de Febrero, en el bar Daoiz, calle Jesús del Gran Poder, entrada GRATIS… Más facilidades imposible 😛

2 comentarios