Mi padre

Hace tiempo que me vengo dando cuenta. Mi barrio, pese a ser justo el centro de la ciudad de Sevilla (el geográfico, no el histórico) es casi como un pueblo en miniatura. No hablo de Nervión como totalidad, sino de la barriada que conforman las calles Pirineos, Juan de Zoyas, Virgen de Valvanera, Fernando Tirado… El pequeño Nervión, que le llamo yo. Casi todos nos conocemos, con casi todos hemos hablado, por la calle nos saludamos…

“Mira, ahí va Serafín, el canicero. Manolo, el panadero. Cele, el de la peluquería. Seba, el kioskero. La de la farmacia, la de la papelería, el pescadero, la dependienta del supermercado…”. Pues mi padre es uno de ellos, y por extensión mi hermano, mi madre y yo. Aunque para vosotros soy Ktulu, para la gente con la que me cruzo fuera de esto de la internética soy Ángel Marcos. Pero para la gente del barrio, soy Dominguito.

Algunos aquí se empezarán a descojonar y a reirse de eso de Dominguito, pero es así, y a mí me gusta. A mí me conocen por ser el hijo de “Domingo el abogao”. Me gusta, sobre todo porque aquí aprecian mucho a mi padre. Hoy mismo, el reponedor del supermercado me ha parado para preguntarme por él, que le diera un abrazo y le felicitara las fiestas de su parte. Y como este hombre muchos, siempre. Y mi padre la verdad es que se merece el cariño que le tienen, porque se ha portado (y se porta) muy bien con la gente de aquí, y siempre les ha ayudado en todo.

Me gusta eso, este pequeño pueblo dentro de la gran ciudad, y mi padre es uno de los más queridos. Y ya no es que le conozcan por ser “el abogao”, sino que le conocen por buena persona. Y es que en ocasiones ha sido demasiado bueno. Por ejemplo, cuando ejercía en esto de la abogacía (que por lo que cuentan, era muy muy bueno, y debió serlo, porque de los 600 y pico que tuvo, nunca perdió un juicio), y alguno del barrio necesitaba su ayuda, mi padre se implicaba en cuerpo y alma, ya fuera una chorrada o algo gordo. Aunque ahora Nervión se haya convertido en una zona “cara” (normal, ahora es justo el centro de Sevilla), antes no lo era. Por lo general, la gente de aquí del barrio no eran los más ricos precisamente, no podían pagar mucho, así que mi padre, aunque tenía algunos muy buenos clientes, a muchos otros del barrio, los que no podían pagarle, no les cobraba. Eso sí, muchas veces, a cambio se lo solían agradecer con su trabajo. Es decir, si era el frutero, pues en fruta le pagaba, el pescadero le pagaba en pescado… Con todos se implicaba, dedicándole muchísimas horas de trabajo y estudio, que luego haciendo balance, a penas le servían para llegar a fin de mes. Por eso al final se vio obligado a dejar de ejercer, y tuvo que ganarse la vida realizando otros oficios.

Siempre ha sido una gran persona, y aunque yo siempre lo he sabido, cada vez me voy dando más cuenta. Últimamente voy estando cada vez más unido a él, y espero que algo se me pegue.

A veces veo en la tele todos los homenajes que se le hacen a la gente cuando se muere, y yo me pregunto: “¿Es que no nos damos cuenta en vida, que hay que esperar a que se muera para decir todo lo bueno que era?”. Pues por eso mismo escribo ésto. Porque no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos, y muchas veces es cierto, hasta que no se nos va alguien no nos ponemos a pensar en todo lo bueno que tenía. Por eso, aunque él aquí no lee, ni creo que vaya a leer ésto nunca, yo le admiro y quiero dejar constancia de ello antes de que se vaya (que espero que sea dentro de muchos años).

Así que con ésto le dedico este año que entra, que va a ser su año.

Anuncios
  1. #1 por LaPesadaDeSiempre:P el 29 diciembre, 2007 - 04:49

    La verdad es que hay gente que no se da cuenta de lo que tiene hasta que lo pierde. Yo en ese sentido me siento afortunada, no espero a perderlo para pensar en esas cosas.

    Algo de este estilo, pero sobre mi madre y todo lo que me ha enseñado y dado, lo escribí yo hace tiempo en el fotolog (antes de que me lo cerraran u.u) pero bueno, tengo el texto guardado, y algún día se lo enseñare a mi madre. Y tú, algún día, estoy segura de que haras lo mismo.

    Me gusta eso de Dominguito, aunque seguirás siendo Angelito ^_^

  2. #2 por Mer el 29 diciembre, 2007 - 14:04

    Puf, me has llegado, me has tocado la fibra… adoro a mi padre, creo que es lo primero para mí. Y como me he dado cuenta de que mucha gente no está tan de acuerdo, me encanta saber que tú también quieres así a tu padre. Precisamente una amiga me decía que se había peleado con el suyo y joe, es que no puedo
    Y si es tu padre como dices, se merece mi admiración, como todas esas personas que saben que lo importante no es el dinero, el sálvese quien pueda (y los demás que les den) y ni siquiera el bienestar propio. Es sencillez y entrega brutal, es que me alucina la gente así. Felicidades por tener la suerte de tener un padre así

  3. #3 por Tey el 30 diciembre, 2007 - 07:39

    voy de blog en blog jaja
    he pasado por curiosidad y mira, me ha dado por leer esta entrada… esta bien admirarle, pero diselo tambien a el, eh, q si solo lo dices aki no lo sabra nunca! x_DDD
    me ha gustado mucho la forma de contarlo, de hecho (y sin exagerar) me ha parecido que leia un trozo de un capitulo de algun libro narrado por algun niño (si, no suelo leer libros narrados por adultos q admiren a sus padres, como si estuviera prohibido…), y te lo dice una escritora, cuidado! x_DDDDD
    pues nada, ya me pasare mas, q me ha gustao esto x_DDDDD

    besos!

  4. #4 por ktulu el 30 diciembre, 2007 - 11:50

    jajaj pues gracias a las dos, a Mer por ser la número 2 del club de fans y a Tey por pasarte por aquí, estoy encantado ^^

  5. #5 por Nicolás Cuervo González el 30 diciembre, 2007 - 16:13

    Muy sentido el texto, se nota que sale desde dentro. Es algo que todo el mundo debería “atreverse” a escribir y casi nadie tiene cojones.

    ¡Que cambio de apariencia! Esto parece otra cosa, da gusto mirarlo. ¡Gracias! Jejeje.

  6. #6 por Marta el 31 diciembre, 2007 - 14:58

    Hermoso lo que has escrito, Ktulu-ÁngelMarcos-Dominguito 😉

    Que despidas el 2007 divirtiéndote mucho y estrenes un 2008 estupendo. ¡¡FELIZ AÑO!! Y por supuesto, a papá también. ¡¡Grande!!

  7. #7 por xemirra el 1 enero, 2008 - 17:44

    Yo soy “el nieto de fael el pintor”, al igual ke mis hermanos! jajajajaja
    Buen post!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: