De vuelta a la facultad

El lunes empecé lo que debe ser mi último año de carrera. Ilusiona saber que ya me queda nada y menos. También el conocer gente nueva, que tengo nuevos compañeros… Bueno, compañeras, ya sabéis que en mi clase tocamos a 20 tías por cada tío… Da pena que quede tan poquito, la verda, pero bueno, es el último año y habrá que disfrutarlo. Y eso es justo lo que no se hace estos días.

Estamos ahora que si con presentaciones de las asignaturas, que las clases que normalmente duran 2 horas están durando 40 minutos, el tiempo de presentar la asignatura, los contenidos, los objetivos, la metodología y la evaluación… El resto del tiempo hasta la siguiente clase dentro de hora y media… Pues vete al aula de informática a que te sude el culete en esas sillas tan chachis que hay. O vete a tu casa, 15 minutos de ir, otros 15 para volverte… pero oye, te queda ahí una media horita en la que te puedes morir de asco en el sofá viendo la fantástica programación de por las mañanas.

Otra cosa que odio de los primeros días de clase es la aglomeración de gente que te encuentras para todo. ¿Que quieres hacer una consulta en conserjería? aguarda una cola de 15 minutos para saber dónde está el aula C-2D, o cuál es el despacho de Rigodón Cabecilla. ¿Que tienes que comprar los primeros apuntes? coge número en la copistería… te ha tocado el 56 – 3, y van por el….. 61 -2….. venga, sólo tienes delante a 95 personas… calculo que en unos 45 minutos… Pero si lo que deseas es ir a secretaría lo llevas claro: Ve a las 7:50 a hacer cola. Coge número a las 8:00. Espera a que den las 9:00 para que empiecen a atender a la gente. A las 9:15 te tocará a tí, con el número 4 que tienes, y toda esa hora y media de espera para que te digan qué debes hacer para que te convaliden una asignatura de libre configuración. Menos mal que en los tiempos que corren existe internet y la secretaría virtual con su correspondiente correo de información… Pero da igual porque por mucho que envíes un email no te lo van a contestar.

Así que aquí estoy, aún sin apuntes por no guardar la cola, aún sin saber cómo hacer para que me convaliden una asignatura de mi etapa de derecho que me dará 6 créditos por la cara… Pero feliz, que ya volvemos a la rutina. Qué feliz, qué feliz…

Anuncios
  1. #1 por Mer el 26 septiembre, 2007 - 16:43

    No desesperes XDDD por cierto, que apoyo la moción de cambiar las sillas del aula de informática (aunque en verdad ya me da igual que no tendré que pasar por allí)

    Venga, va, le haré una oferta que no podrá rechazar. Si mis fuentes son fidedignas tu profesor de Organización del Centro Escolar es Juan Antonio, uno grande con barba y gafas…el año pasado me legaron las generaciones pasadas material en forma de trabajos, apuntes, una muestra de examen y el libro, y es mi deber hacer que ese material perdure y se pase a siguientes generaciones. Si te interesa el honor de ser el nuevo custodiador (¿se dice así?) ya acordamos una forma de pago que satisfaga a ambas partes (esclavitud, cheque, en efectivo, condonación de la deuda de helado o lo que la imaginación dé de sí). Si es otro profesor ya no tengo nada que ofrecerte…

  2. #2 por ktulu el 26 septiembre, 2007 - 17:57

    mmm me suena… es posible que sea ese. vale, acepto la oferta 😀

  3. #3 por Marta el 27 septiembre, 2007 - 13:44

    Mucho ánimo, Ktulu, con la vuelta al “tajo”. Pásalo muy bien y… estudia un poco. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: