Vaya cambio…

Situación: hace unos 6 o 7 años, pues creo recordar que yo tendría 14, en verano nos sacaron mis padres el pase de temporada de la piscina del hotel los lebreros (hotel de aquí al lado, donde se hospeda entre otros el Sevilla Fútbol Club antes de los partidos).

Estaba muy bien… todos los días tenías algo que hacer, y encima estaba al lao de casa. Lo malo es que la gente de mi edad escaseaba, y los que había iban muy de vez en cuando… Eso sin contar que eran tela de capullos. Así que yo me juntaba con chavalitos que eran más chicos que yo, 1 2 o 3 años más chicos.

En verdad para jugar estaba mu bien, porque aunque yo era el mayor, al ser todos de edades más o menos pequeñas, ninguno teníamos aún la concepción de ir a la piscina a tomar el sol y jugar a las cartas en plan vejestorio, que es lo que se suele hacer ahora, sino que era jugar a todo lo inventado e inventar un poquillo más traspasando líneas enemigas. Como por ejemplo jugando al escondite por el hotel, donde no nos podía encontrar ni el que la quedaba ni los seguratas… Vamos, que para eso de jugar no importaba que fueran más pequeños que yo, porque me lo pasaba de arte, y además yo no solía perder (la ventaja que daba la altura en los juegos de piscina, que por mu chiquitito que fuera yo de chico era más grande que ellos y hacía pie en más sitios)

Pues una vez hecha la introducción, diré que como es lógico, allí había niños y también niñas…

Y no es por vacilar, pero yo de chico me las llevaba a todas de calle. En concreto tenía loquitas por mi a 4 chicas, pero dos no cuentan porque eran capullas de las que se creían muy mayores para jugar con nosotros, y con sus 12 añazos preferian tomar el sol a echar guerra de globos en la azotea del hotel . Así que vamos a decir que eran 2 las que estaban loquitas por mí (pero no olvidéis que en realidad eran 4, ¿eh?).

Una de ellas era rubia pero de las que no tienen el pelo amarillo. La muy lista se tiró desde el trampolín hacia uno de los lados, cayendo en la escalerilla pa salir del agua. La fractura fue inminente (de su brazo, no de la escalerilla, tranquilos). Por su culpa nos cerraron el trampolín…

La otra no era rubia, sino que era todo lo contrario (qué listos son mis alumnos: sí, era morena). Se la veía una chavala inteligente (no como a la otra) que no hablaba sin pensar (no como la otra) para no cagarla (no como la otra). Estoy poniendo un poco mal a la otra, pero me jodió tela que nos cerraran el trampolín…

Pues nada, que aunque se la veía una tía de provecho, le sacaba 3 años… Ahora lo piensas y dices: coño, pues cumplir 21 y salir con una de 18 es normal, o almenos aceptable… que ha hecho la comunión, ya ha menstruao… Pero si tienes 14 y ella 11… pa mí que no.

Pues nada, vamos llegando a la conclusión de esta historia cuando esta mañana me manda mi padre a comprar salmorejo en el polvillo. Estaba petao de gente, pero en el polvillo cada vez son más eficientes y contratan a más gente… La cola se acabó en nada. Y aunque eso no tenga nada que ver, cuando me di cuenta, delante mía iba una chavala que estaba teeeela de buena… Y me sonaba mucho su cara. Es evidente que ya sabéis quien era, aunque molaría no obstante cambiaros el final de la historia y decir que era la que me encontré en el autobús aquella vez… Pero bueno, otro día cambio la historia, hoy sigo.

El caso es que era la chavalita morena, que ha crecido… Y joder cómo ha crecido. No estaba seguro del todo de que fuera aquella niñita canijita, plana como el encefalograma de la otra… pero cuando le ha tocao pedir, tenía la misma voz y seguridad que de chica, solo que con curvitas elegantes.

Ha pedio, y se ha ido. Yo tenía la duda de si me habría reconocido… Tras pedir yo he ido para mi casa. La chavala estaba siguiendo la misma ruta que yo, y caminaba despacito. Cuando ya estaba apunto de llegar a mi portal estaba a escasos 2 metros detrás suya, yo moviendo las llaves pa ver si me hacía caso y se giraba, pero qué va. Y ya he subido las escaleritas, y antes de entrar al portal he mirado por la verja y he visto que miraba hacia atrás (bueno, yo iba sin gafas, pero ha mirado seguro XD).

Así que na, me habrá reconocido. Probablemente estaría pensando dos cosas:

1. vaya tíos feos me gustaban a mi de chica.
2. seguro que no ha parado de mirarme el culo

En las 2 acierta (al menos en lo que me toca).

Anuncios
  1. #1 por Carlos el 18 mayo, 2007 - 14:28

    xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

    Hay que ver tio… haberle dicho algo!! no está bien eso de ir perdiendo amigas por el camino, amigas hay que tener hasta en el infierno. A ver si tienes suerte y te la encuentras otro diita y le preguntas: te acuerdas de mí? Y tal y cual…

    PD: ¿qué hacías mirándole el culo?, a los ojos!! se mira a los ojos!! que es el espejo del alma

  2. #2 por ktulu el 18 mayo, 2007 - 15:04

    que estaba de espaldas tio!! XDDDD

  3. #3 por Marta el 18 mayo, 2007 - 16:00

    ¡¡Jajaja!! Una entrada de 10, Ktulu, ¡¡de 10!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: