Ōkami

Hacía tiempo que un videojuego no me llamaba la atención. Lo habréis notado muchos al verme por el messenger con un nik rarito. Y es que los videojuegos de hoy son muy predecibles. Juegos de estrategia todos iguales, videojuegos basados en cómics, juegos de fútbol todos iguales, segundas partes, terceras partes… La originalidad era como la gloria del Betis, hay quien asegura que ha existido, pero dura tan poquito y se da tan de tarde en tarde que ni nos hemos dado cuenta.

Desde el Zelda Ocarina of time, el Metal Gear Solid o el Grand Theft Auto no he visto juegos que se pueda decir que son novedosos. Un poquito al menos, porque como decía mi profe de mates cuando me sacaba a la pizarra a resolver las ecuaciones:  “no inventes que ya está to inventao” (también recordamos al indio por frases como “no hase farta sé ahtronauta pa sabé eso”, “escribe un poco más shiquitito, apagamo la lú y nos vamo a dormí” o “a ti te vamo a compra una cestita y cuando llegue el recreo te sacamo de paseo a que hagas tu pipí y tu caca”… venga, momento memory off).

Pues eso, que dentro de que está to inventao hay muy pocos que destaquen introduciendo algo novedoso, y original… Pero éste es el caso de Okami.

 

Los más despiertos se darán cuenta de que el juego es de cosecha oriental. Y es que está basado en la mitología japonesa, dando vida a la diosa Amaterasu, rencarnada en una loba blanca, que serás tú. Lo que viene siendo la intro donde se te explica la historia es un coñazo, porque son 20 minutos y en inglés… Es lo único malo que tiene el juego. Aunque bueno, es una historia chula que para introducirte en materia y pasar el ratillo está bien, te entretiene, con unos escenarios muy bonitos, gente hablando idioma raro (inventado exclusivamente para el juego)… Te das cuenta de que dura 20 minutos cuando vas por el minuto 18 y piensas “ah ¿Que ésto todavía es la intro? joeee”

Pero bueno, algún fallo tenía que tener, si no sería perfecto, y eso no se puede porque si no se llamaría Soleil (…^^). Y es que por lo demás el juego es de 10. Como he dicho, manejas a la loba Amaterasu en su viaje por las tierras de nippon, donde reina el caos hasta el punto de que te han tenio que llamar a ti que eres la caña pa arreglarlo porque nadie puede. Como os imaginaréis ahora tú tienes que traer de nuevo el bien y restablecer la armonía. Sí, lo que es el argumento resumido es muy típico, pero así ha sido desde que el mundo es mundo y Homer Simpson es su profeta.

La vista es en tercera persona, y la cámara es totalmente móvil para que la orientes como quieras. Los gráficos son… ¿Orientales? es que no sé como definirlos. No son normales, sino que las formas y contornos parecen sacados de un restaurante chino. En las fotos que voy poniendo lo podéis apreciar imagino…

El modo de lucha es de combate cuerpo a cuerpo (nada de estilo final fantasy y mariconadas de esas). A lo largo de la aventura irás aprendiendo ataques nuevos, combos, consiguiendo nuevas armas y demás… En cada pelea te evalúan el tiempo que has tardado en matar a todos los bishos y el daño que has sufrido, y en finción de eso te dan minipuntos que luego podrás cangear por superpoderes, como son aumentar la vida, las reservas de tinta (sí, es que necesitas tinta como ahora verás), etc.

Y es que otra de las peculiaridades del juego es que tienes a tu disposición (como Diosa japonesa y por tanto friki que eres) un pincel mágico con el que podrás hacer maravillas (para eso es la tinta). Cuando quieras pintar el mundo se detendrá y la pantalla se convertirá en un lienzo sobre el que hacer tus bellas creaciones, que te permitirán dar vida a árboles muertos, convertir la noche en día, plantar nenúfares, arreglar puentes rotos, cortar cosas por la mitad (eso incluye enemigos en medio de una pelea), poner bombas (también a los enemigos dentro de una pelea en plan terrorista) e infinidad de cosas más (tranquilos, los dibujitos que hay que hacer son muy sencillos, en plan líneas y circulitos). La tinta se puede decir que es infinita, pero en cada brochetazo que des vas gastando un poquito, y si das muchos seguidos se gasta y tienes que esperar que se rellene, tarda varios segundos.

La gente que te encuentres te pedirá cositas, que les ayudes, te retará, tendrás que resolver enigmas, dar de comer a animalitos, hacer de mensajero… Y lo único chungo como digo es que está en inglés. No voy a decir que sea un inglés difícil… Pero hay frases que te dejan un poco pillao y no sabes muy bien lo que hay que hacer. Pero no te preocupes porque el juego incorpora un diario donde quedan registradas las conversaciones importantes que has tenido con la gente. Usease, que si alguien te dice algo importante y no le has echao cuenta no pasa nada, porque puedes volver a leer la conversación cuando quieras.

Además, en nuestro viaje no estamos solos, nos acompaña Issun, un escarabajo (aunque no le gusta que le llamen así… pobrecito, reniega de su especie) que raja por los codos. Y si no tenemos muy claro lo que hay que hacer él se da cuenta y cada vez nos lo explica más fácil. Vamos, que si por ejemplo una roca te impide el paso, Issu te dice discretamente “oh vaya, esa enorme piedra nos impide el paso… si hubiera algún modo de quitarla…”. Y como entre que está en inglés y que eres lelo cual ameba no te coscas y das vueltas como un memo intentando quitarla  con la mirada (intimidando, a lo Charles Bronson), te dice “¿crees que podrías usar tu pincel para romperla?”… Pero como sigues sin coscarte te acaba diciendo “dibuja una línea que corte a la piedra en dos” (sólo le falta llamarte iggggnorante de la vida

El juego, si hay que compararlo con algun otro del estilo sería con el Zelda Ocarina Of Time de la N64. El estilo de juego es bastante parecido, en plan rpg en tercera persona, con una trayectoria y un contexto más o menos parecido (salvando diferencias, claro). También hay un paralelismo entre los protas, ya que en Issun tienes a un compañero que como Navy en el Zelda habla por tí (porque claro, tú como Link, eres mudito) y además actúa de pepito grillo. Yo personalmente si tengo que quedarme con uno me quedo con el Okami porque como digo es mucho más fresco, nuevo, original, con mejores y más originales gráficos, y también el hecho de ser la mitología japonesa algo desconocido para mí (las praderas de Hyrule me las conozco desde que tengo uso de razón), y eso le da un toque más interesante si cabe.

Yo me despido ya, dejando un par de trailers (hay bastantes más) del juego por si alguno quiere echarle un vistazo

Ale, ahí está mi recomendación:

OKAMI (clover studios & capcom) – playstation2

nota: 9.8

  1. 40 preguntas « qué lástima…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: