Típico día Tsss

Sí, es el típico día en que te planteas si serías más feliz en Alcalá Meco. Y probablemente no, pero te lo planteas.

Te levantas temprano pa ir al cole, que la madre de tu nueva alumna te ha pedido que hables con su tutora, y dado que hiciste las prácticas allí y eres un buen profesor pues vas… Y tras estar un rato escuchando opiniones de especialistas (porque la niña es muy especialita) y te vas a la facultad pensando que como la cagues te la cargas pa toa la vida…

Pero llegas a la facultad, caminando, pues el pequeño Marquitos esta tarde tiene oculista y no hace falta que lleves el coche pa salir echando leches de la facultad, con tu mochila llena de artilugios de clase y de portero, pues la liga interna comienza hoy… Y vaya como comienza… 17-4… Ya no sabes si seguir estudiando pa profesor o montar un kiosko de goles, porque te llegan por todos lados y ya no sabes qué hacer con ellos.

En fin, un baño en toda regla… Pero eso fue luego, antes de eso, a las 11:30 tenías 2 horitas de técnicas del desarrollo de la lectoescritura… Y vaya 2 horas cansinas… Si no fuera porque Laetitia (esque me ha explicao el origen alegre de su nombre latino) ha hecho que al menos el rato que he estao sentao a su lado haya sido un descojone… Pero es el primer día en mucho tiempo en el que me río menos de 40 veces… Y eso en mi es horrible.

Pero las 13:30 llegaron, y con ella llegó la llamada de la madre de Marquitos, que había aplazado el oculista para no perder clase… Así que a casa a por el coche, aunque el partido era a las 14:30… Pero bueno, piensas: “aún queda una hora, hay tiempo…” Llegas a casa a las 13:45… a las 14:00 empiezas a comer… a las 14:20 estás cogiendo el coche… a las 14:29 aparcas… a las 14:30 llegas con el salmorejo diciéndote que está viendo cómo sale la muela del juicio. Y ya sabéis lo que ocurre luego… 17 chupetes pa mi currículum porteril. Por lo menos me he llevado una camiseta gratis… otra más de la Universidad de Sevilla, ésta con el número 10 (típico número de porteros…) y de color azul mariquita… porque llamarla “azul cielo” sería demasiado machote para lo que es la camiseta.

Tras la penetración sufrida en el terreno de juego tocaba ir a clase de deficiencia auditiva, o bases psicopedagógicas, la verdad es que ya ni lo sé, porque las 2 las da el mismo profesor y las enfoica tan igual que si no abres los apuntes no sabes qué estás dando…

Y lo de allí mejor ni comentarlo… Qué despropósito… y el profesor que tiene tol arte del mundo contando anécdotas suyas acerca de que si una familia de padres oyentes tiene un hijo sordo es como si el Betis se encuentra en la situación del Sevilla, que como no está acostumbrao a las alturas se descoloca y se pierde cual aguja en el baño de un adolescente (pajar), o de cuando iba a conocer a Penélope Cruz, o cuando se encuentra al Risitas en su portal… o de las conversaciones con su vecino Jesús Quintero… En fin, un despoye digno de 4º de ESO y yo ahí, inmutable.

En fin… acaba la clase y cagando leches a casa de Marquitos, con una buena lluvia que se alió con la feria para que me tirase 15 minutos buscando aparcamiento en los remedios. Tras iniciarle en las fracciones tiro pa casa de Nana. Y allí otra vez igual, solo que los que se aliaron fueron la lluvia y el espíritu del barrio de Nervión impidiéndome encontrar aparcamiento hasta en mi propio garaje… así que tocó irse a buscarlo al nervión plaza. Y otros 15 minutos buscando para que al final acabase encontrándolo en lo más profundo de la 3ª planta del parking…

Y tras la sesión intensiva, a casita a disfrutar de un merecido descanso pero… Entre tu hermano que no para de hablar ni aunque le cortes la cabeza, tu padre que necesita su chute diario de grabación de dvds… Y tu abuelo, que no basta con que 4 personas le transmitan la misma información, él necesita que se lo digas tú también, pero como eres más parco que un gato de escayola pues ¿pa qué se lo vas a decir por 5ª vez? Pues no lo sé, pero por lo visto debí haberlo hecho.

Un día agotador… El dolor que recorre mi sesera es digno de una buena sesión de romper bloques de hormigón con las entradas de tu chope.

Y mañana a grabar un solo que aún no te sabes, a comprar unas entradas con un dinero que no tienes y a ver qué tal.

Anuncios
  1. #1 por Carlos el 14 abril, 2007 - 13:08

    Bueno, día completito, ¿no? 🙂 menos mal que somos jóvenes todavía y podemos lidiar con todo eso… verá tú a los 50… xDDDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: