Cosas que te hacen sentir bien

Cuando haces algo bien y se te reconoce el esfuerzo, o cuando tu contribución sirve para arreglar entuertos, o cuando escuchas por casualidad que están hablando bien de ti… Es lo típico que a uno le hace sentir bien.

Pues a mi lo que me hace sentir bien es enseñar, y hoy me he sentido genial porque he enseñado a sumar con decimales al pequeño David. En su colegio, Dios sabe porqué, le han puesto un examen con un problema de euros y céntimos, y aún no les han enseñado los números decimales. Algo bastante incongruente… No sé si esperaban que los niños pusieran como solución que se habían gastado en la pescadería “12 € y 367 céntimos”…

El pequeño David, directamente ha dejado el problema en blanco ya que tras intentar sumar varias veces céntimos con euros, le salían incongruencias que desafiaban la mayor de las paciencias –como dirían Mamá Ladilla-, se desesperó y prefirió la nada al disparate.

Y esta tarde ahí he estado yo, hora y media enseñándole que la unidad se puede dividir en partes más pequeñas, el orden donde se colocan las cifras en una suma con decimales, qué ocurre si queremos sumar un número entero con otro con decimales… Pues el pequeño David me lo ha hecho estupendamente, comprendiéndolo todo, y eso te crea una satisfacción enorme…

Como decía mi yayo cuando le dije que mi vocación era ser maestro: “lo más bonito que se puede hacer en esta vida es enseñar al que no sabe“.

Y qué razón tiene

🙂

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: