Destellos anales

Sí, el título lo dice todo. Estoy aburrido y voy a soltar una de mis ya clásicas paranoias, en las que escribo cualquier tontería que se me viene a la mente jaja caca culo pedo pis.

Y es que ocurre así. Uno piensa “hoy tengo ganas de escribir”, pero lo que no piensa es en lo que va a decir. Muchas personas al llegar a este momento se suicidadan, o simplemente van al Mc Donalds para que les haga el trabajo sucio (y tan sucio…). Yo no. Yo simplemente me pongo a escribir lo primero que se me pasa por la cabeza. Porque no pensaréis realmente que el señor Mc Donalds me ha pagado para que le haga propaganda… ¿verdad?… Bueno vale, lo admito… Esto no lo estoy improvisando, estaba todo preparado, llevo 3 meses pensando en que hoy hablaría de mi contrato con la asociación Mc Donalds.

Lo reconozco, soy un farsante… Y ya que estoy pues voy a delatar al señor Mc Donalds. Está metido en líos gordos… Junto con Maite Zaldibar organizó un complot para derrocar al Rey. Sí… es cierto. Aunque parezca extraño hay gente que no quería que el Rey Burguer se consolidara en el trono de gordolandia. El señor Mc Donalds, teniente Paco Mc Donalds, lideró a un grupo de rebeldes autodenominados

para realizar una ofensiva al centro de abastecimiento del Rey: El criadero de ratas que el señor Mickey M. tenía en Oklahoma con su socio Goofie “el indefinido”. Mickey cometió el gran error de encerrar al grupo de soldados autodenominados

en un garaje con una puerta de chapa blindada de acero fundido en saliva de Chuck Norris, un chichle de fresa, otro de clorofila y un suplemento dominical de ABC. Fue un error fatal… Los autodenominados

construyeron con los 2 chicles y el suplemento dominical de ABC un reactor atómico capaz de producir 4.505 fisiones del núcleo en 8.4 segundos, el cual ensamblaron en su furgoneta (que construyeron con el envoltorio de los chicles y las 2 grapas del suplemento) y salieron por la puerta de chapa blindada, que estaba abierta desde el principio, pero no habían querido salir aún porque les sabía mal irse con las manos vacías sin matar a nadie ni construir nada. Arrancaron su furgoneta, cogieron 140km/h en 3 metros y la furgoneta volcó al chocar con otro coche que allí estaba, el cual explotó en el acto pese a estar hecho de papel reciclado. Murieron todos, a excepción de Mr.T, que salió ileso. Más tarde Mr. T también moriría en una reyerta con el monstruo del lago Ness, que pasaba por allí y decidió comerle.

Finalmente, el Rey Burguer, viéndose sin suministro de materia prima (la carne picada de bobino que las ratas del criadero picaban cada mañana por 0.83€ la hora) debido a la explosión del coche de papel, que se produjo a tan solo 117 metros de distancia del criadero, causando daños irreparables en su estructura y demás tonterías que os imaginéis, se llegó a la decisión de que me fuera a comer, que ya ha sonado el horno. Ala, a pasarlo bien

  1. #1 por permian el 1 febrero, 2007 - 16:46

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    ESTÁS LOCO!!

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    CACA CULO!!

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    PENE!!

    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!! PENE!!! JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

    FIN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: