Fluffy

Haciendo un repaso de los 2 años que tiene mi espacio de messenger, comprobé que agosto de 2006 ha sido el mes más paranoico. Tal vez porque estuve solo en casa practicamente todo el mes, o quizá porque el hecho de no tener que pensar en otra cosa que no fuera sobrevivir me dejaba mucho espacio libre desaprovechado en la sesera.

Así que como la práctica totalidad de vosotros no leyó nada de eso, iré poniendo alguna de esas entradas que tanto gustan a LorexD y tantas papeletas me dan para ganar un viaje de ida al sanatorio de Alcalá. Aquí va una historia con la que puedo presumir de tener un gran poder de convicción o 2 amigas un poco adobadas que pensaron que todo era cierto…

Far far beyond the Fluffy

Es una canción. Trata sobre Fluffy, un cachorro de estropajo que fue repudiado por su padre, escupido por su madre y violado por su tortuga de peluche (repetidas veces además). Cuando nació le confundieron con una carta del Banco Santander, pero al ver que no ponía remitente la mandaron al BBVA porque les pareció raro recibir una carta del Banco Santander, que eso les pillaba muy lejos (vivían en la parte sucia de Marruecos). Entonces claro, Fluffy el estropajo feliz se vio en medio de Marruecos, en pleno Ramadán y con cagalera, que le entró así de repente.

Menos mal que fue deportado a las oficinas del BBVA, donde fue cangeado como premio a una familia de pringaillos que habían contratao un crédito o algo de eso. Y se lo llevaron a la casa del pueblo, donde Fluffy el estropajo feliz conoció a muchos otros estropajos y vaginas estropajosas. Se sintió como en casa hasta que llegó la gran depresión. La novia le puso los cuernos con un yorkshire terrier que le rondaba. Fluffy se quiso vengar de ese asqueroso perro-rata y puso una bomba en el puticlub que frecuentaba… y la bomba explotó antes de lo calculado y mató a varias putas, a un teniente de policía que frecuentaba el local, al fiscal del distrito, a Diego Armando Maradona que pasaba por alli, ¿verdad?, y a Joaquín el del Betis (ahora en el Valencia), que iba en misión especial a hacerle un recado Lopera. Los periódicos acusaron a Don Manué, le enjaularon en plan hanibal lecter (primo segundo suyo), le dieron de comer pollitas de pollo rebozadas y demás, pero Fluffy nunca consiguió quitarse ese remordimiento y llegó incluso a querer suicidarse con una sobredosis de fairy, que además era ultra y a él siempre le sentaban mal los radicalismos. Pero bueno, en el Hospital Central lograron cortarle la hemorragia que le entró, le cortaron otra cagalera que también le entró… Un desfase, vaya. Pero conoció al doctor Vilches, le echó un par de piropos a Laura, le dio un par de collejas a los guionistas… Se lo pasó en grande.

Luego los amiguillos le intentaron animar, le trajeron regalitos, parches de goma, unos guantes de latex con sabor a fresa, una puta… Pero él no quería más lujos, estaba muy triste, se dejó barba, no quería afeitarse, decía que afeitarse era de ricos, que él era pobre, que desde ahora quería dedicarse a la marroquinería… Pufff y los amigos le decían “venga Fluffy  afeitate, cógete una coletita y ve a buscar entrevistas de trabajo y tal, manda currículums, que tu antes molabas, eras un estropajo enrollao, todos te querían, eras el alma de las fiestas (era el último que se iba siempre, se quedaba hasta a fregar el cabrón)…” pero na, que no había manera. Se pegó otro chute de fairy, luego trató de ahorcarse en el tendedero pero la cuerda no agarró bien y se cayó por la terracilla… No daba una. Encima se rompió 3 huesos, que también piensas que vaya mala suerte eso de que los estropajos no tengan huesos y él se caiga y se rompa 3, pero esq su vida era muy dura… Ni os lo imaginais.

Y al final se fue a Rota, que ya la habían arreglao (pequeño guiño a Cristina, que me gustó su chistecillo mierdoso que todos ya os imaginaréis) y allí se buscó un currillo de reponedor en un covirán, se metió en el proyecto esponja para rehabilitarse, y bueno, cuando parecía que Fluffy el estropajo feliz volvía a ser feliz un día le atropeyó una vieja que no había pasao la itv y le falló el esfínter y el pobre Fluffy murió en el acto. Hoy aún le recordamos todos. Fluffy, vuelve pronto. Tu esposa e hijos no te olvidan, de echo tu esposa hasta dejó al yorkshire ese, aunque pueda parecer lo contrario por el hecho de que ahora ella ya está con otro y tus hijos jueguen a tirarle piedras a tu lápida, pero que no te confundan las apariencias, ellos aún te quieren.

Básicamente la canción son 127 minutos hablando de eso pero en prosa y en inglés, porque creo que venderé más si lo enfoco al mercado británico. Creo que será un gran éxito de ventas este verano o el que viene. Gracias por vuestro apoyo.

pd: El single trae un libreto donde se ven fotografías inéditas del parto de Fluffy, Fluffy en su primera comunión, Fluffy desintoxicandose, Fluffy enterrando a una prostituta en una cuneta, Fluffy pintando el garaje con sangre de balleta, y una secuencia del video de Fluffy siendo aplastado por la vieja. Es toda una pieza de coleccionista. Patrocina scotch brite

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: